«Gig economy» | Qué es, características y algunos ejemplos de la economía gig

Si eres freelancer o nómada digital, es probable que hayas escuchado antes sobre la gig economy. Si no, entonces debes saber que formas parte de ella, aunque no la conozcas. La economía gig es un concepto que se ha popularizado en los últimos años y que tiene una relación muy estrecha con los trabajadores independientes. Forma parte de los modelos de negocios disruptivos y, cada día, se populariza más.

Pero ¿qué significa gig economy? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la economía gig? En este artículo te contamos más sobre esta modalidad de trabajo y cómo puedes aprovechar sus beneficios tanto como empleado como emprendedor.

¿Qué es la gig economy?

Trabajadora-independiente

El diccionario de Cambridge define la gig economy como una forma de trabajo donde las personas desempeñan trabajos temporales o realizan tareas específicas, que cobran de forma independiente sin tener que trabajar para un empleador. Usualmente, esta labor se desempeña a través de plataformas digitales que, aunque limitan el contacto personal, amplían el alcance geográfico de las empresas.

El concepto se popularizó tras la crisis financiera de 2008-2009 y, desde entonces, ha tomado un espacio importante en la economía. Abarca desde los trabajadores independientes con contratos por prestación de servicios (como los consultores) hasta los trabajadores de plataformas como Uber, Rappi o Deliveroo.

Su traducción es economía de conciertos (algunos expertos la llaman economía global). Y aunque no existe una explicación clara para su significado en español, algunos autores señalan que podría ser una referencia a músicos y artistas que han trabajado tradicionalmente bajo esta modalidad.

Características de la economía gig

Palabras-relacionadas-con-la-gig-economy

Muchos expertos aseguran que la economía gig es el futuro del empleo. Su alcance, facilidades y beneficios laborales, tanto para trabajadores como para empleadores, la han popularizado mucho en los últimos años. Tanto que, en 2018, 150 millones de trabajadores en América del Norte y Europa Occidental figuraban como contratistas independientes, de acuerdo con una publicación de Harvard Bussines Review. El auge del home office o teletrabajo podría, incluso, darle un nuevo impulso. Te contamos cuáles son las cafracterísticas de la gig economy:

  • Se basa en el trabajo independiente: Contrario a la economía tradicional, donde los empleados trabajan un número de horas específicas a cambio de un salario, la gig economy se basa en la labor de freelancers. Estos cobran por la prestación de sus servicios, de forma independiente y sin tener un contrato laboral establecido con la compañía.
  • No tiene límites geográficos: Usualmente, los trabajadores tradicionales buscan puestos de trabajo cerca de su hogar. ¿Por qué? Porque significa un gasto menor en traslados y menos inversión de tiempo. Las empresas y trabajadores que se manejan bajo la economía gig no tienen esta dificultad, pues al trabajar en remoto, pueden optar por puestos de trabajo en cualquier parte del mundo.
  • Es versátil y disruptiva: La gig economy abarca a cualquier trabajador que cobre por un trabajo temporal o puntual, independientemente de su naturaleza (por sus conocimientos o por la prestación de un servicio). Un trabajador gig puede ser desde un periodista freelance hasta un conductor de Uber, o un repartidor de comida a domicilio por plataformas digitales. Este aspecto es importante, pues no tienen la misma labor ni condiciones un repartidor con horario de trabajo de una tienda específica, que un repartidor que se inscribe en una app para cobrar por entrega. Este último decide qué pedidos tomar y cobra en base a eso, sin requerir de un empleador tradicional ni tener obligaciones. En muchos casos, la plataforma digital se convierte en el enlace directo entre cliente y prestador de servicios, por ello son considerados modelos disruptivos.

Ventajas de la gig economy

características-de-la-economía-gig

La economía gig es beneficiosa tanto para trabajadores como para empleadores. Estos son sus beneficios:

Gig Economy = Horario flexible

Una de las ventajas de la gig economy es la flexibilidad de los horarios de trabajo. Al ser contratados para labores o proyectos puntuales, los trabajadores independientes pueden administrar su tiempo de la forma más conveniente. Esto puede influir positivamente en la productividad laboral, pues está comprobado que las jornadas laborales extensas pueden ser agobiantes y estresantes, y disminuir el rendimiento. Aunque gestionar el tiempo no es tarea fácil, existen métodos que pueden facilitar su planificación, como la Técnica Pomodoro.

Ahorro de costos

La economía gig representa un ahorro de costos de traslado, alimentación y gastos incidentales para los trabajadores independientes. Muchos freelancers trabajan en remoto desde casa, mientras otros lo hacen desde espacios de coworking. Asimismo, disminuye los gastos de las empresas en adquisición de muebles y equipos para trabajadores fijos.

Mayor motivación laboral

La gig economy le ha brindado a muchos trabajadores la oportunidad de laborar en lo que les apasiona. Muchos, incluso, se han atrevido a emprender en sus áreas favoritas, debido a las comodidades que ofrece este modelo de negocio disruptivo. Este aspecto, indudablemente, aumenta la motivación laboral, fomentada por un mayor control personal de horarios, ingresos y responsabilidades.

Más calidad de vida

Pese al reto que representa la gestión del tiempo, los trabajadores independientes tienen ventajas sobre los trabajadores tradicionales, en lo que respecta a la calidad de vida. Pueden dormir mejor, comer a las horas apropiadas e, incluso, equilibrar su vida personal con su trabajo. Muchos, de hecho, se convierten en nómadas digitales gracias a la flexibilidad horaria y geográfica que les ofrece la economía gig.

Desventajas de la gig economy

gig-economy-finanzas

No todo es color rosa. Ahora que sabes los beneficios de este modelo disruptivo, debes saber que también puede provocar algunos perjuicios, en especial a los trabajadores. Te contamos cuáles son las desventajas de la economía gig.

Sin beneficios sociales

Aunque el trabajo freelance ofrece flexibilidad y autonomía, carece de uno de los valores más importantes del trabajo tradicional: los beneficios sociales. Los trabajadores independientes no cuentan con un empleador que pague un porcentaje de su seguridad social, jubilación, cuota de salud o impuestos. Por ello, debe asumir todos los gastos. Esto, además, acaba con la posibilidad de tener vacaciones pagadas o licencias por enfermedad.

Autogestión del tiempo

Si bien la flexibilidad horaria es uno de los beneficios más atractivos de la gig economy, es cierto también que no todas las personas saben planificar bien su tiempo. Esto puede convertirse en un gran obstáculo para el cumplimiento de objetivos y, por lo tanto, para mantener puestos de trabajo freelance.

Más distracciones

Uno de los mayores conflictos de trabajar desde casa son las múltiples distracciones que esta ofrece. Un trabajador independiente suele ser más vulnerable ante estas, y puede caer en la procrastinación. Esta disminuye la productividad laboral y, por lo tanto, la satisfacción del empleador con nuestro trabajo. Si es tu caso, te dejamos esta guía para dejar de procrastinar.

Menos oportunidades tradicionales

La gig economy ofrece oportunidades para los trabajadores independientes, pero a la vez, desaparece vacantes para aquellos que prefieren el trabajo tradicional. Expertos coinciden en que la economía gig tomará cada vez más espacio trayendo como consecuencia que el mercado laboral tradicional se vuelva más raro y competitivo.

5 ejemplos de la economía gig

Uber-eats

Flexibilidad, trabajos temporales y tecnología son los tres elementos que confluyen en la gig economy. Son muchas las plataformas que forman parte de nuestra vida que hacen parte de este modelo, incluso parcialmente. Acá te contamos cuáles son algunas de ellas:

Uber y Uber Eats

Uber nos ofrece el servicio de traslado y Uber Eats nos permite recibir nuestros pedidos de comida donde quiera que estemos. Ambos cuentan con trabajadores independientes que cobran sus tarifas de acuerdo con la cantidad de trabajo que realicen y con las características de la labor que desempeñen. Los empleados de ambas empresas no tienen una relación laboral directa con sus empleadores, sino con las aplicaciones web. Estas, a su vez, facilitan la comunicación directa entre el usuario y quien ofrece el servicio. Es uno de los mejores ejemplos de la economía gig.

TaskRabbit

Es una aplicación especializada en tareas domésticas que incluye desde mudanzas hasta instalaciones eléctricas. Pone en contacto a clientes con trabajadores de forma directa. Los usuarios publican ofertas que pueden ser respondidas por los trabajadores, o pueden contactarlos directamente tras revisar sus perfiles.

AirBnb

Esta plataforma es otro de los ejemplos por excelencia de la gig economy. Ofrece servicios de hospedaje en todo el mundo, poniendo en contacto directo a usuarios y dueños de hostales, apartamentos o casas en alquiler temporal. Permite calcular la tarifa de acuerdo con el número de días de hospedaje y garantiza la seguridad del pago, tanto para clientes como para quienes ofrecen el servicio.

Apple

Ser una empresa con vacantes de trabajo tradicionales no es impedimento para hacer parte de la economía gig. En 2018, Apple publicó su primera oferta laboral para trabajadores independientes, en el área de atención al cliente. Los empleados de la plataforma Apple At Home Advisor reciben capacitación, una IMac que facilita sus labores y un pago por cada hora de trabajo. Si bien no se ajusta por completo a los parámetros de la gig economy, es una forma de aplicar este modelo disruptivo de forma parcial.

Amazon

Amazon ejemplifica, como Apple, que se puede incorporar el trabajo tradicional y la gig economy en una misma compañía. Desde 2017, la empresa anunció vacantes en el área de atención al cliente para trabajar desde casa. La oferta ha crecido y ahora tienen vacantes en diversos departamentos, desde gestión y logística de operaciones hasta desarrollo de software.

Palabras finales

La gig economy forma parte de nuestra cotidianidad desde hace muchos años, aunque no la llamáramos así. Los breves conciertos ofrecidos por músicos (de los que quizá proviene su denominación), la labor de las niñeras o el trabajo puntual de un electricista en una casa, se asemeja mucho al concepto actual de este modelo de negocio disruptivo. ¿Qué lo hace distinto a lo que conocíamos? Pues la incorporación de la tecnología. Esta amplía el alcance geográfico de las ofertas de trabajo.

Ya no tenemos que estar cerca de la empresa de nuestros sueños para poder trabajar en ella, pues el trabajo remoto aumenta nuestras oportunidades laborales y las oportunidades de las empresas de contratar talentos en todo el mundo. Tampoco necesitamos mantener una relación directa con nuestro empleador gracias a plataformas que nos ponen en contacto directo con los clientes.

Con tantas y tan diversas oportunidades laborales, el éxito dependerá de la gestión efectiva de nuestro tiempo y de lo disciplinados que seamos.

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios por el momento.
  • chat
    Añade un comentario