Punto de equilibrio en una empresa | Qué es y cómo calcularlo

Las empresas cada vez más tienen el reto de irse actualizando en cuanto a las herramientas que emplean. Ejemplo de esto es el punto de equilibrio, considerada como una brújula que guía a los emprendedores y empresarios a través del amplio mundo financiero. En ese sentido, más allá de una métrica financiera, es un aliado estratégico para aquellos que buscan prosperar en el competitivo panorama empresarial.

Ante este panorama, en este artículo de Coworkingfy, podrás conocer qué es el punto de equilibrio en una empresa, cómo se calcula y por qué es tan importante para lograr la deseada estabilidad financiera. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el punto de equilibrio?

Hombre en oficina calculando el punto de equilibrio

El punto de equilibrio, también conocido como break-even point en inglés, es un concepto fundamental en la gestión financiera de una empresa y se refiere al nivel de actividad, donde los ingresos totales son iguales a los costos totales, es decir, es el punto donde ni gana ni pierde dinero la empresa. Es fundamental entender que, por debajo del punto de equilibrio, la empresa opera con pérdidas, mientras que por encima de este punto, comienza a generar beneficios. Lo que quiere decir que esta herramienta proporciona una base para fijar precios, planificar la producción y evaluar la viabilidad financiera de nuevos proyectos.

¿Para qué sirve el punto de equilibrio?

El punto de equilibrio en una empresa es una herramienta con diversos propósitos. En primer lugar, desempeña un papel crucial en la evaluación de la sostenibilidad financiera de nuevos productos o servicios, proporcionando una visión clara de ventas, lo que es necesario para cubrir todos los costos asociados.

Además, es un aliado estratégico en la toma de decisiones sobre la fijación de precios. Facilita una comprensión profunda de los costos involucrados, permitiendo a los empresarios tomar decisiones fundamentadas en la determinación de los precios de sus productos o servicios.

En términos de producción, este concepto contribuye de manera decisiva a las decisiones sobre los niveles óptimos de producción necesarios para lograr ese equilibrio. Este enfoque preventivo evita la sobreproducción, una situación que conlleva riesgos financieros. Finalmente, desde la perspectiva de la planificación financiera, el punto de equilibrio también desempeña un papel integral al ayudar a anticipar las necesidades financieras a corto y largo plazo.

Importancia del punto de equilibrio

Finanzas en empresa

El punto de equilibrio tiene gran importancia, ya que brinda una perspicacia valiosa para tomar decisiones informadas, permitiéndonos evaluar con precisión los costos, los precios y los volúmenes de producción. Esta comprensión más profunda capacita a los líderes empresariales para adoptar estrategias más estratégicas.

Además, guía en la fijación de precios, otorgando una claridad inigualable sobre los costos que deben ser cubiertos. ¿Por qué es esto importante? Porque este conocimiento evita fijar precios demasiado altos, comprometiendo la competitividad, o demasiados bajos, arriesgándonos a pérdidas.

El punto de equilibrio también ofrece una herramienta valiosa para gestionar riesgos y evaluar la sensibilidad del negocio a cambios en costos y precios de venta. En un mundo empresarial dinámico, esta capacidad de adaptación es esencial. Otro beneficio crucial es la capacidad de evitar pérdidas por sobreproducción. Conocer el punto de equilibrio resguarda de operar en pérdidas debido a la producción excesiva, permitiendo ajustar los niveles de producción de manera óptima.

Este concepto también alimenta el análisis de rentabilidad, revelando los niveles de ventas necesarios para obtener beneficios tangibles. De esta forma, permite comparar el desempeño real con las proyecciones, facilitando ajustes oportunos, siendo muy necesario para cualquier empresario tener en cuenta cómo sacar el punto de equilibrio.

Cómo calcular el punto de equilibrio de una empresa

Para saber cómo se determina el punto de equilibrio de tu negocio, es clave entender los gastos que se mantienen constantes y aquellos que varían. Puedes obtener esta información de manera anual, mensual o trimestral, según prefieras. La fórmula para el cálculo se basa en el porcentaje del margen bruto. Además de esta fórmula principal, hay algunas variantes que te permiten llegar al punto de equilibrio de una manera más específica para tu situación. Es como una especie de rompecabezas financiero que te ayuda a comprender mejor la estabilidad de tu empresa.

Fórmula para calcular el punto de equilibrio en una empresa

Si quieres saber cómo se calcula el punto de equilibrio debes tener presente que la fórmula principal es la siguiente:

(P x U) – (Cvu x U) – CF = 0

Dónde:

P: Precio de venta unitario. Representa el ingreso que se obtiene por cada unidad vendida.

U: Unidades del punto de equilibrio, es decir, unidades a vender de modo que los ingresos sean iguales a los costos.

Cvu: Costo variable unitario. Determina los costos variables asociados a la producción de una unidad, como materiales y mano de obra directa.

CF: Costos fijos. Identifica y suma todos los costos fijos de la empresa, como alquiler, salarios fijos, seguros, entre otros.

Aplica la fórmula:

Sustituye los valores en la fórmula para obtener el número de unidades que la empresa debe vender para cubrir todos los costos. Esta fórmula proporciona una visión clara de cuántas unidades deben venderse para alcanzar el equilibrio financiero. La idea es que cuando los ingresos totales (P x U) menos los costos variables totales (Cvu) menos los costos fijos totales (CF) sean igual a cero, se alcanza el punto de equilibrio.

Ejemplo de cómo calcular el punto de equilibrio

Representación gráfica persona calculando el punto de equilibrio

Supongamos que una empresa vende un producto a $50 por unidad. El costo variable por unidad es de $30, y los costos fijos totales son de $20,000.

(50 x U) – (30 x U) – 20,000 = 0

Simplificamos:

50U – 30U – 20,000 = 0

20U – 20,000 = 0

Resolvamos U:

U es igual a 20,000 entre 20.

U = 1000

Por lo tanto, en este ejemplo, el punto de equilibrio se alcanza cuando la empresa vende 1,000 unidades de su producto. A partir de esta cantidad, la empresa comenzaría a obtener ganancias, ya que los ingresos cubrirían los costos fijos y variables.

Cómo hacer una gráfica de punto de equilibrio en Excel

  • Crea una tabla en Excel: Abre una nueva hoja y crea una tabla para visualizar todo de manera ordenada y amigable.
  • Añade cuatro columnas: En tu hoja de cálculo, agrega cuatro columnas. La primera es para el número de unidades (columna A), la segunda para las ventas (B), la tercera para los costos (C) y la cuarta para las utilidades (D).
  • Multiplica: Multiplica las unidades y las ventas por el precio unitario.
  • Selecciona la tabla con los datos: Ahora selecciona tu tabla de datos, y en el menú haz click en Insertar, encontrarás opciones e de gráficos.
  • Inserta el gráfico: Haz click en Gráfico de dispersión y elige el tipo de gráfico de dispersión que prefieras. Esto creará un gráfico con la cantidad de unidades en el eje x y los ingresos totales en el eje y. Si lo consideras necesario, puedes Cambiar fila/columna y agregarle etiquetas a los datos para que el gráfico sea más sencillo de entender.

Palabras finales

Ahora que ya sabes cómo se calcula el punto de equilibrio, puedes usarlo cada vez que lo sientas necesario. Esto te ayudará a reducir la incertidumbre con respecto a los costos de tus productos. ¡No dudes en ponerlo en práctica y obtener muchos beneficios!