6 beneficios de trabajar en un coworking

El mundo de las empresas y los negocios ha cambiado de forma radical. De hecho, cada día son más obsoletas las oficinas tradicionales, con sus formatos de funcionamiento rígidos. Desde el trabajo freelance, pasando por el estilo de los trabajos remotos, las dinámicas empresariales se mueven en torno a absorber conocimientos, aplicarlos haciendo sinergia y desarrollar entornos cada vez más colaborativos. 

En este sentido, los coworking han surgido como una solución. Se trata de espacios que no son oficinas regulares, sino áreas diseñadas para la convergencia de diferentes tipos de perfiles, que trabajan bajo parámetros de libertad. Sea que trabajes por tu cuenta, o que, prestando tus servicios para una empresa, no estés sometido a un espacio físico, la opción de un coworking incluye los mejores elementos del mundo corporativo, pero al ritmo de la modernidad.

Acompáñanos a conocer los principales beneficios de desarrollar tus proyectos y tareas diarias, en uno de estos espacios.

6 beneficios de trabajar en un espacio de coworking

1. La flexibilidad de horarios

como es trabajar en un coworking

Atrás han quedado los horarios rígidos de oficina. Ahora el modelo que se impone es el del cumplimiento de objetivos, y un manejo del tiempo con mayor autonomía. Y los coworking son una gran opción en este sentido. Se trata de espacios de los que puedes entrar y salir a tu conveniencia, trabajando en el tiempo que te resulte más productivo.

También se destaca el hecho de que muchos tienen horarios más amplios que los de una oficina tradicional. Quizás eres madrugador, o te guste trabajar en la noche, o incluso uno que otro fin de semana. Seguro encontrarás el espacio que se mueva al ritmo de tus necesidades.

2. La diversidad de espacios

Sea que realices un trabajo que involucre creatividad, o que te dediques a una labor más bien técnica, la diversidad en los espacios de trabajo es otra de las grandes ventajas de los coworking. A veces cambiar de espacio es lo único que necesitamos para refrescar nuestra mente y renovar las ideas.

En los espacios de coworking, de acuerdo al tamaño que tengan, suele haber una o varias mesas comunitarias, en las que trabajar en compañía de otros profesionales. También hay escritorios individuales o box privados, si requieres de un poco más de paz. Y por supuesto, no deben faltar las salas de reuniones, que son geniales para encuentros de negocios.

4. Un ahorro para emprendedores

Así como hay trabajadores freelancers y remotos que quieren cambiar el escenario de su casa para trabajar, también hay muchos emprendedores. Personas que han tenido una idea de negocio y que se están esforzando para sacarla adelante. Para ellos, los coworking son una muy buena alternativa, que se traduce en el ahorro y la optimización de los costos fijos.

Si tienes un emprendimiento, alquilar una oficina, cubrir los requisitos de la contratación del lugar y los gastos fijos de mantenimiento, se llevarán una buena parte de tu presupuesto. Y ello sin contar el equipamiento en mobiliario y en equipos de tecnología. Por eso, los coworking son una gran manera para iniciar. Puedes alquilar el lugar, una oficina privada o incluso una sala de reuniones por las horas que necesites. Es mucho más simple, rápido y económico que empezar con la movida de un local fijo.

5. Usa equipamiento de calidad y tecnología de punta

El negocio de los coworking es justamente brindar a los trabajadores y emprendedores, el mejor espacio posible para desarrollar sus actividades. Por ello, suelen ser una garantía de equipamiento y de últimas tecnologías. No solo te hablamos del mobiliario, la diferenciación, estética y funcionalidad de las áreas.

Los coworking también invierten en tecnología digital para brindar un servicio de la mayor calidad posible. Asuntos como una conexión a internet potente, o salas de reuniones equipadas con equipos de tecnología de vanguardia para proyectar presentaciones, son algunas de las áreas que suelen cubrir. También suelen ofrecer servicios de recepción, impresiones o mensajería, que pueden ser comunes para las personas que allí trabajan.

5. El Networking

beneficios de trabajar en un coworking

El trabajo remoto y los formatos Freelancer, han traído consigo mucha autonomía y libertad de tiempo. Pero también es una realidad que a muchas personas las han llevado al aislamiento. Si no tienes necesidad de ir a la oficina y trabajas todo el día en tu casa, es posible que socializar se te haga más difícil.

Por eso, los espacios de coworking son una excelente opción. En ellos convives con personas tanto de tu área como de rubros distintos. Socializas y , ¿por qué no? ¡Haces amigos! Y en el ámbito profesional son el sitio perfecto para hacer networking, ampliar tu red de contactos profesionales e incluso promover la gestión de nuevas oportunidades de empleo y de negocios.

En definitiva, los espacios de coworking vienen creciendo en las preferencias de los trabajadores de esta generación. Personas que se mueven por proyectos, pensando en el aporte que pueden dar, desde su conocimiento, a la industria en la que se desarrollan.