5 Formas de desconectar si trabajas desde casa

¿Eres un nómada digital? Este concepto se usa para referirse a todas aquellas personas que usan internet para desempeñar su labor, ya sea junto a una empresa o de forma independiente. Esta modalidad de trabajo entró en auge desde que comenzó la pandemia. Bien es sabido que, por las restricciones, muchos han tenido que convertir su casa en una nueva oficina. 

Afortunadamente, el cambio no fue demasiado abrupto, pues debido a las herramientas tecnológicas y las comodidades de trabajar desde casa, la adaptación fue sencilla. Sin embargo, trabajar desde casa puede llegar a ser perjudicial, si no sabes desconectarte de vez en cuando. El problema radica en que, al trabajar directamente en la red, las restricciones de tiempo y espacio se difuminan. Así, hay empleadores que pueden aprovecharse de la situación o puede suceder que tu mismo pierdas la noción del tiempo y que permanezcas conectado más de lo usual.

A esto se suma que gran parte de las actividades de ocio y de entretenimiento también se hacen en línea.  Por ejemplo, el mundo de las apuestas deportivas resulta verdaderamente llamativo, pues es una mezcla de diversión y adrenalina que de seguro hará que te desconectes del trabajo. Si quieres conocer más, puedes obtener los hechos en esta lectura. ¡Seguro que te resulta interesante!

Como ves, por diferentes motivos podemos permanecer conectados de manera prolongada. Esto conlleva diferentes problemas para nuestro bienestar, tanto físico como mental y emocional.  Por este motivo es importante desconectarse, sobre todo si trabajas desde casa. A continuación, te presentamos cinco formas con las que puedes lograrlo.

¿Cómo desconectarse trabajando desde casa?

como desconectarse trabajando desde casa

Entre los problemas más comunes de los trabajadores remotos encontramos el estrés, la ansiedad, la irritabilidad y la fatiga. Todos estos factores inciden en nuestra salud y también afectan nuestro rendimiento en el trabajo, por lo que realmente no existen buenos motivos para no desconectarse. Es importante que tengas esto presenten, sobre todo si eres un emprendedor o tienes tu propio negocio. Sabemos que empezar es lo más difícil y por querer evolucionar nuestro negocio, podemos exigirnos jornadas extremas. Pero al desconectarte, lograrás ser más productivo, ágil y amarás aún más tu trabajo.

Antes de comenzar, debemos aclarar que al hablar de desconectarnos no nos referimos únicamente a dejar de trabajar, sino al total descanso de nuestra mente y cuerpo. Es decir, no se trata solo de una pausa, sino de una liberación de los pensamientos, emociones y las presiones que el trabajo puede conllevar. Con esto en mente, comencemos…

1. Actividades de descanso

En los momentos que tengas tus horas de descanso, procura realizar actividades que no se relacionen con el trabajo. Además, realiza aquellas que sean de tu agrado, que te traigan calma y/o entretenimiento. Por supuesto, esto puede variar dependiendo de cada persona. Si eres una persona deportiva y muy energética, quizá te apetezca bailar o salir a caminar. O en cambio, puede que prefieras dibujar o escuchar música. O si en cambio si disfrutas de ambas, te encantará desconectarte al probar las apuestas deportivas. Sea cual sea tu preferencia, lo importante es que las disfrutes sin interrupciones. 

2. Elabora un cronograma

Como lo mencionamos, uno de los problemas al trabajar desde casa es que perdemos la noción del tiempo. Por esto, es importante que estructures tu rutina. Elabora tu propio cronograma en el que contemples horas dedicadas al trabajo (en lo posible divididas por tareas), momentos de descanso, comidas y tus gestiones personales. Si es necesario, coloca alarmas que te lo recuerden, pero siempre intenta respetar los horarios establecidos. Así, podrás disfrutar tus momentos de descanso, sin preocupaciones de labores pendientes.

3. Sal a dar una vuelta

Un problema de trabajar desde casa es que siempre estamos en el mismo espacio. Por esto, para poder despejar nuestra mente y mover nuestras piernas un poco, es importante salir al aire libre. No es necesario que sean grandes caminatas, con un corto paseo de 10 minutos te sentirás renovado para continuar con la jornada. Esto sirve para mantener tu cuerpo activo y tu mente tranquila.

4. Un poco de ejercicio

Si trabajas desde casa, sabrás que permaneces sentado gran parte del tiempo. Esto puede resentir tus músculos y huesos lo que puede derivar en mala postura, dolores y otras afecciones. Por esto, es importante que procures ejercitar tu cuerpo. Con esto, no solo evitas el deterioro de tu sistema motor, sino que ayudas a despejar tu mente. Con salir a caminar o tener una corta rutina en el gimnasio bastará. Sin embargo, si por cualquier motivo no puedes o no deseas salir de casa, en internet puedes hallar varios videos con rutinas cortas y sencillas. Con el ejercicio diario no solo te mantendrás activo, sino que distraerás tu mente y liberarás endorfinas.  

5. Practica la meditación

Al igual que la importancia del ejercicio, es vital concentrarnos en el bienestar de la mente. Los ejercicios de meditación y de respiración resultan beneficiosos para calmar la ansiedad y el estrés, sobre todo en los días más pesados. Lo mejor de todo es que meditar es algo muy sencillo de hacer. Solo deberás sentarte o tumbarte sobre el piso y respirar. Por unos minutos, no dejes que te agobien los pensamientos, solo déjalos ir. Entre 10 y 20 minutos al día, podrás notar un verdadero cambio.

Con esto concluimos el artículo. Esperamos encuentres útiles estos consejos para desconectarte trabajando desde casa. Ya sea por medio de las apuestas deportivas o la meditación, lo ideal es que encuentres esa actividad que te apasione y te divierta. ¡Así de sencillo es mantener el bienestar y la buena disposición al trabajar desde casa!

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios por el momento.
  • chat
    Añade un comentario