¿Qué es ser proactivo y por qué es tan importante para los profesionales?

Cada día el mercado laboral se vuelve más competitivo. En la actualidad, los trabajadores necesitan desarrollar sus habilidades laborales y personales para no quedarse rezagados. En ese sentido, ser proactivo es una cualidad altamente demandada en todos los sectores profesionales. ¿Es este tu caso? ¿Estás interesado en conocer cómo puedes ser proactivo en el trabajo?

Tratar de ser más proactivo se ha convertido en una meta deseada por los trabajadores más comprometidos con su trayectoria profesional y que no quieren quedarse atrás en un entorno que nos incentiva a ser precavidos, estratégicos y organizados. Como diría George Bernard Shaw en una de las frases para ser proactivo más motivadoras: «Sólo triunfa en el mundo quien se levanta y busca las circunstancias y las crea si no las encuentra». ¡Sigue leyendo!

¿Qué es ser proactivo?

Persona participando en reunión de trabajo | Ser proactivo

Ser una persona proactiva significa tomar decisiones y actuar en el momento preciso. Las personas proactivas aprenden y desarrollan actitudes que puedan predecir problemas. Una persona con actitud proactiva puede anticiparse a escenarios catastróficos y tener una lista de posibles soluciones.

En otras palabras, ser proactivo significa ejecutar, buscar soluciones, realizar tareas y tomar las riendas en el sitio de trabajo sin pasar por encima de la autoridad. Sus principales características son ser son ser anticipatorios, autoiniciados y orientados al cambio. También se hacen responsables de sus decisiones y hasta pueden llegar a mostrar tendencia al liderazgo. Son minuciosos al momento de dar su siguiente paso, ya que no se toman su labor a la ligera.

Lecturas sugeridas:

Contar con personas proactivas es sumamente beneficioso para las empresas, ya que estos profesionales actúan con la celeridad necesaria para evitar futuras complicaciones. Además, son personas capaces de tomar la iniciativa para cambiar lo que está mal en beneficio de todo un colectivo. Ser proactivo no se debe confundir con ser un individuo impulsivo o ansioso. De hecho, el concepto de proactividad sostiene que estas personas no pierden el control en situaciones apremiantes o complejas.

¿Cuál es el perfil de una persona proactiva?

Ilustración de avión de papel saliendo de la ruta | Pensamiento divergente

Tienen iniciativas

Una de las cualidades de una persona proactiva es que no temen expresar sus ideas. Pueden tomar las iniciativas en cualquier contexto y siempre son los primeros en levantar la mano en las reuniones y son muy participativos cuando se aplican técnicas como la lluvia de ideas. De esta forma, en la proactividad laboral se valora en gran medida que estas personas no tengan miedo a ser los primeros en dar a conocer lo que están pensando y proponer situaciones que lleven a la innovación y creatividad empresarial.

Recomendados:

Son asertivos al momento de comunicarse

Ser proactivo es sinónimo de saber cuándo, cómo y por qué hablar con los demás. Sus conversaciones están cargadas de información y usualmente no se desgastan en charlas frívolas o que no tengan un objetivo. Asimismo, cuidan muy bien su manera de expresarse y usan un vocabulario prolijo, educado y con un tono que va de acuerdo a la circunstancia en la que esté envuelto.

Son positivos

Las personas con una actitud proactiva evitan tomar el papel de víctima. En su lugar, son conscientes de que sus actos tienen consecuencias y repercusiones. Para evitar caer en escenarios fatalistas, tratan de mantenerse positivos, buscando el lado bueno de todo y sacando ventajas incluso de las situaciones más perentorias.

Son constantes

¿Crees que un contratiempo o fracaso va a detener a una persona proactiva? ¡Obviamente, no! Ellos perseveran hasta lograr su objetivo. De hecho, muchos emprendedores (como Walt Disney, Steve Jobs o J.K Rowling) que han logrado triunfar son un buen ejemplo de proactividad, porque aunque tuvieron todo en contra, no se rindieron.

Te puede interesar:

Confían en sí mismos

Las personas proactivas son capaces de tener una buena imagen de sí mismas. Tienen una autoestima saludable, conocen sus virtudes y debilidades. No se sienten intimidados. De hecho, es muy fácil reconocer cuándo una persona tiene cualidad para ser proactivo, porque proyecta gran seguridad y confianza. Además, se preocupan porque su equipo de trabajo también confíe en sus capacidades.

Más lecturas para ti:

Prevén escenarios futuros

Ser proactivo en el trabajo contribuye a analizar el panorama completo. Las personas proactivas pueden precisar distintos escenarios, consecuencias, soluciones, distracciones, etcétera. En esa misma línea, crean sus propias oportunidades y tratan de dar el 100 % de sí mismos.

Relacionado: Cómo ser productivo en casa | ¡10 tips para rendir más!

¿Por qué debes ser proactivo?

Toma de palabra en actividad grupal para ser proactivo

La importancia de ser proactivo radica en que te convertirás en un profesional muy demandado, pues la proactividad es una cualidad muy bien valorada en la actualidad. ¿Crees que tienes el perfil de una persona proactiva? Preocúpate por hacerlo saber desde el momento que tienes la entrevista de trabajo. Todos los empleadores valoran positivamente a una persona que no se queda en el problema, sino que busca soluciones.

En los procesos de selección actuales, se valora principalmente a quienes no tienen miedo a demostrar que son proactivos. Los entrevistadores están en la búsqueda de individuos que no tengan miedo a expresarse, proponer, delegar y pensar fuera de la caja. Además, los nuevos esquemas de trabajo como el home office o smart working favorecen contratar profesionales que se identifiquen como proactivos.

Por otro lado, ser proactivo te puede ayudar a alcanzar de manera más rápida todas tus metas, a nivel laboral, educativo y personal. Esto se debe a que tendrás la determinación de seguir adelante hasta tener frente a ti eso con lo que tanto sueñas. Así pues, la proactividad no solo es beneficiosa para las empresas u organizaciones, sino también para el desarrollo de los individuos.

Entonces, ¿por qué debes ser proactivo? Porque no solo te ayudará a destacar en tu puesto laboral, sino que también te hará una persona mucho más centrada y enfocada en la vida. De hecho, así lo señalan Thomas Bateman y J. Michael Crant en The Proactive Component of Organizational Behavior Journal of Organizational Behavior, Vol. 14, 103-118.

La proactividad se asocia con el éxito profesional y personal. Las personas proactivas son mucho más conscientes de que absolutamente todos sus actos tienen respuestas, hasta aquellos que parecen insignificantes o menores. Lo mejor de todo es que lo asumen. A la par que trazan su propio destino, corrigen lo que no les gusta y son responsables.

Beneficios de ser proactivo

Ilustración para motivar a pensar diferente y rer proactivo

  • Pueden emprender acciones en tiempo récord.
  • Asimilan rápidamente los procesos de trabajo.
  • Afrontan positivamente el cambio.
  • Saben muy bien cuáles son los recursos con los que cuentan y cómo pueden administrarlos correctamente.
  • No se abandonan las metas laborales cuando se presentan problemas.
  • Cooperan grandemente con los miembros de su grupo de trabajo.
  • Contribuyen a que haya menos problemas de operatividad, rendimiento y productividad, es un componente importante de la proactividad.
  • Se buscan activamente las oportunidades, esta es una de las grandes ventajas de ser proactivo.
  • Tienen un espíritu emprendedor. Esta es otra de las ventajas de una persona proactiva.
  • Se evita la procrastinación, por tanto, contribuyen a mejorar la gestión del tiempo.
  • Motivan a los demás miembros de su equipo.
  • Se sienten mucho más inteligentes y útiles. Los empleados que se caracterizan por ser proactivos tienen poca probabilidad de padecer del síndrome del burnout o síndrome del impostor.
  • Se comprometen más con las empresas.

Diferencia entre una persona proactiva y una persona reactiva

Persona eligiendo entre ser proactivo o reactivo

Ser una persona proactiva dista mucho de ser una persona reactiva. Aunque usualmente no se conocen bien las diferencias de una persona proactiva y otra reactiva, lo cierto es que son conceptos opuestos. 

Las personas proactivas son emprendedoras, visionarias, líderes por naturaleza y persiguen lo que quieren. A diferencia de ellos, ser reactivo es quien solo responde cuando llega el momento. Las personas reactivas no piensan en qué hacer si todo sale mal, no buscan soluciones y se enfocan solo en el corto plazo.

Es decir, no toman las riendas de su vida laboral, solo van viviendo de acuerdo al día a día. No tienen un plan de acción y ni siquiera piensan en metas a futuro. Este comportamiento lo trasladan a otros ámbitos de su vida, llegando a ser personas sin visiones o habilidades de liderazgo.

De esta manera, las personas reactivas manejan una actitud pasiva, usualmente pasan desapercibidos. Se dejan guiar fácilmente por sus emociones y muestran cierta lentitud para aprender de las experiencias vividas.

Cómo ser proactivo en 6 pasos

Empleando participando activamente en conferencia para ser proactivo

1. Cambia tu mindset: busca soluciones

Tradicionalmente, la cultura organizacional de las empresas obliga a los empleados a ser agentes receptivos y en escasas ocasiones se toma en cuenta sus opiniones e intereses. Eso está cambiando y tú como empleado debes modificar tu mindset. ¡Empieza por buscar soluciones a los problemas laborales! Puedes iniciar por buscar una nueva forma de hacer las cosas cotidianas.

Para ser proactivo tienes que cambiar tu mentalidad: ese es el primer paso. Una vez que transformas el enfoque en el que ves la vida y cómo diriges tus pensamientos, notarás que tu actitud mejorará. ¿Esas ideas que nunca te atreves a decir en las reuniones? ¡Dilas! Es parte de lograr un cambio en tu pensamiento o mentalidad.

2. Haz un ejercicio de introspección: cuestiónate

Las preguntas acerca de ti mismo, no solo te ayudarán a conocerte mejor, sino que es una característica del perfil de una persona proactiva. Ellos saben cuáles son sus oportunidades, habilidades, virtudes y debilidades. En ese sentido, puedes pararte frente a un espejo, concentrarte en tu reflejo y responder preguntas similares a dónde te ves profesionalmente en cinco años, qué es lo más valoras de tu personalidad y qué crees que debes mejorar.

3. Prioriza el orden: organízate

¡No puedes considerarte como un ser proactivo si tienes una rutina de trabajo desordenada y con poca planificación! Hasta los trabajos más repetitivos ameritan que el empleado tenga organización. En primer lugar, tienes que atender las propias demandas de tu puesto laboral, luego podrás tener tiempo para analizar otras tareas o áreas. Recuerda que el orden en tu escritorio también es fundamental.

4. Haz uso de las nuevas tecnologías

La proactividad demanda empleados que no pierdan el tiempo en actividades menores, sino que tienes que mostrarte productivo, con excelente manejo del tiempo y alta capacidad de concentración. Para lograrlo, puedes hacer uso de las nuevas tecnologías.

Hay infinidad de aplicaciones para todos los teléfonos móviles que te ayudarán a llevar un control de tu agenda, software que permitirán hacer auditoria de tus recursos y otros tantos para registrar las horas de trabajo que llevas. Del mismo modo, te sugerimos que encuentres maneras de automatizar alguna de tus rutinas de trabajo.

Te sugerimos leer:

5. Presta atención a las tareas más urgentes

Uno de los mejores ejemplos de ser proactivo es atender a las tareas en orden de prioridad: se trata de ir de lo más urgente a lo menos urgente. Pero, evidentemente, puedes hacerlo según  lo que funcione para ti. Existen empleados que prefieren salir de las tareas diarias y sencillas para posteriormente concentrarse en lo más difícil.

6. Aprende algo nuevo: estudia

Si quieres ser proactivo, debes buscar formas de aprender algo nuevo. No te conformes con los conocimientos que ya tienes: ¡ve más allá! Actualízate, descubre cómo mejorar en tu profesión. También puedes expandir tus horizontes. ¡Aventúrate a ello! No te pongas límites ni te encasilles en una sola actividad.

Palabras finales

Si eres un empleador o emprendedor y quieres tener trabajadores proactivos en tu plantilla o en tu team, no te olvides de hacer tu parte. Por ejemplo, favorece el teletrabajo, los equipos autodirigidos y el trabajo por objetivos, cambiar la cultura de la empresa por el empowerment y la confianza, y alienta a quienes manifiesten actitudes proactivas.

¡Esperamos que este artículo te haya sido útil para descubrir qué es la proactividad! Recuerda que nos leemos en los comentarios.

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios por el momento.
  • chat
    Añade un comentario