Reduce costes en tu negocio con estos sencillos trucos

Definitivamente, el coworking es una de las mejores estrategias que podemos adoptar para reducir costes en nuestro negocio, pero puede que necesites algo de esfuerzo extra para hacer frente a un invierno que parece que será muy duro en toda Europa. Por eso, optar por nuevas estrategias alternativas para reducir costes es una de las mejores maneras de optimizar la viabilidad económica de nuestro negocio.

Estos son algunos de los trucos que puedes adoptar para potenciar la capacidad de ahorro de tu Pyme, o la tuya propia si trabajas de forma autónoma:

1. Revisa las mejores ofertas de tus proveedores

Ahora más que nunca es necesario buscar las mejores ofertas para poder ahorrar a la hora de conseguir los productos que venderemos a los clientes finales, o incluso de conseguir los materiales que necesitamos para adecuar nuestro entorno de trabajo. En este aspecto, también merece la pena consultar lo que tienen para ofrecernos plataformas como Ofertero.es, donde pueden encontrarse grandes descuentos y oportunidades con precios incluso inferiores a los que ofrecen los mayoristas.

2. Comparte tus plataformas de trabajo online

Algunas plataformas digitales son necesariamente de uso exclusivo y deberás hacer frente al pago de sus cuotas en su totalidad, pero otras pueden resultarte mucho más económicas si las compartes. La proliferación del SaaS y la multiplicidad de servicios online indispensables para ciertos trabajos –sobre todo en el ámbito del marketing o el diseño– pueden multiplicar los gastos digitales hasta hacerlos insostenibles, pero colaborar con otros compañeros y compañeras de profesión puede suponer un gran alivio.

3. Teletrabaja siempre que te sea posible

ahorrar costos

El coworking pone a tu disposición un entorno óptimo para potenciar tu productividad, intercambiar ideas o reunirte con clientes. Pero, con los precios de la gasolina, desplazarte continuamente a tu lugar de coworking puede ser muy costoso si vas y vienes continuamente. Por eso puede ser buena idea alternar tus visitas a tu espacio de coworking con sesiones de trabajo telemático, de forma que puedas ahorrar en combustible. Y lo mismo con las reuniones de clientes. Alternar reuniones presenciales con reuniones por Skype o Zoom puede ahorrarte bastante dinero –y tiempo– que necesitarás para otras cosas.

4. Renegocia tus acuerdos

Si utilizas servicios de logística o cualquier otro tipo de servicio regularmente, puede que sea un buen momento para buscar abaratar costes. Tratar de renegociar a la baja los acuerdos ya existentes, buscar nuevos proveedores o cancelar de forma temporal algunos servicios pueden ser medidas útiles para no gastar tanto, sobre todo durante los meses en los que ves que se te acumulan los gastos y que los ingresos no llegan.

5. Busca subvenciones

Las medidas de ayuda para los pequeños negocios se multiplican en épocas difíciles como la que estamos viviendo. Acudir a las instituciones públicas para buscar recursos extra con los que mantener el negocio a flote puede ser una gran manera de conseguir ese dinero que te faltaba para llegar a final de mes. Más adelante llegarán tiempos mejores, pero, por ahora, las ayudas públicas pueden servirte para no tener que bajar la persiana.

¿Cuándo pasará esta crisis?

Es muy difícil predecir cuándo logrará contenerse la inflación y podremos volver a una cierta normalidad económica. Europa ha logrado reestructurar considerablemente su sistema energético para eliminar su dependencia del gas ruso, pero este proceso lleva tiempo. Las centrales de energías renovables no se instalan de un día para otro, y la mayoría del transporte por carretera continúa dependiendo del petróleo. Por eso, se prevé un invierno bastante difícil, y posiblemente un 2023 que también se nos puede hacer bastante largo.