10 tips sobre cómo ahorrar dinero para viajar por el mundo

Los nativos digitales y amantes de la tecnología son auténticos, independientes y emprendedores; deseosos de comerse al mundo, conocer sitios, culturas y enriquecer el alma. Estar interconectados con el mundo les ha abierto un abanico de posibilidades, incentivándolos a vivir nuevas experiencias. A estos aventureros les gusta viajar con el objetivo de enriquecer su vida y están dispuestos a aprovechar las oportunidades que este milenio les ofrece. Si eres nómada digital (o quieres serlo) y quieres saber cómo ahorrar dinero para viajar por el mundo, este artículo es para ti. A continuación, te damos 10 consejos para que te planifiques y hagas de los viajes una forma de vida.

10 tips para ahorrar dinero para viajar por el mundo

como-ahorrar-dinero-para-viajar

¿Se puede trabajar y viajar al mismo tiempo? La respuesta es sí. En los últimos años, las oportunidades ofrecidas por el trabajo remoto han hecho que muchas personas opten por ser nómadas digitales, y vivan de forma más libre, pero siempre responsable. Esta tendencia ha dado paso al surgimiento de más espacios de coworking y coliving. Así, muchos pueden conocer las mejores ciudades para nómadas, sin abandonar sus trabajos ni sus ingresos. Si es tu caso, estos tips pueden enseñarte cómo ahorrar dinero para viajar por el mundo:

1. Planifícate

Como todo en esta vida, si quieres que algo te salga bien, o con el menor rango de error posible, lo primero que tienes que hacer es una buena planificación. Para lograrlo deberás tomar en cuenta tres factores fundamentales: El tiempo que aspiras viajar, los sitios que deseas conocer y el presupuesto.

Tiempo

¿2 semanas? ¿Un mes? ¿Un año sabático? Sin duda, una de las mayores variables de tu presupuesto viajero es el tiempo que planeas viajar. Cuanto más tiempo, más te va a costar.

Lugares y presupuesto

Es posible viajar gastando 50 USD diarios en alojamiento, comidas y otros gastos. Sin embargo, esto implica utilizar hospedajes con los servicios básicos pero sin lujos, comer en restaurantes modestos o cocinar en el alojamiento, así como maximizar el uso del transporte público.

Si tu destino son, por ejemplo, París o Londres, las ciudades turísticamente más caras de Europa Occidental, puedes sobrevivir con 50 dólares al día. Si viajas a Europa Oriental, los precios son más favorables. Podrías presupuestar 80 USD diarios para estar menos limitado. Para 30 días, necesitarías 2 400 USD, sin incluir boletos aéreos. Si, al contrario, prefieres un viaje más mochilero, necesitas unos 14 000 USD para un promedio de seis meses.

Una vez hayas determinado el tiempo y el destino que aspiras podrás determinar un presupuesto estimado para viajar. También es importante que elimines gastos innecesarios de tu estructura de costos. Conocer tus talentos y habilidades puede ayudarte a sacarles provecho para hacerte unos ahorros extras aparte de tu trabajo formal.

2. Corta los gastos innecesarios

Para ahorrar lo que más puedas posible, es necesario que definas todos tus gastos. Definir los realmente necesarios te ayudará a que empieces a recortar unos cuantos, como:

  • Tu suscripción a algunas plataformas: puedes eliminarlas o sustituirlas por su versión gratuita.
  • El gimnasio: puedes probar con salir a correr o caminar cerca de casa, y así mantenerte en forma de una manera gratuita.
  • Comida en la calle: Si comes en la calle una vez al día, estamos hablando de al menos 150 USD mensuales. Cocinar en casa puede ser muy conveniente.
  • Distracciones y salidas: En las grandes ciudades siempre hay espectáculos culturales gratuitos o de muy bajo costo. Solo hay que estar bien informado y aprovechar estas oportunidades.
  • Aminora la factura de los servicios públicos: Apaga el aire acondicionado o la calefacción cuando la temperatura ambiental lo permita. Introduce varias cosas al horno y usa cargas completas en la lavadora y la secadora de ropa. Toma duchas más breves.

3. Abre una cuenta bancaria alterna a la que no tengas acceso

Si quieres saber cómo ahorrar dinero para viajar, te contamos que una buena idea es abrir una cuenta de ahorros alterna. Debes usarla exclusivamente para ahorrar para tu viaje, y olvidarte de que existe. En ella puedes depositar el dinero vayas ahorrando por reducción de gastos o el que ingrese por algún trabajo extra, o venta de objetos personales. Es aconsejable que el fondo de ahorro esté en una cuenta remunerada con una tasa de interés. Puedes optar también por un producto financiero en el que el dinero no se pueda movilizar por determinados plazos, para limitar aún más el manejo de este ahorro.

4. Monetiza tus talentos y gana dinero extra

Casi todos disponemos de un talento que podemos aprovechar para conseguir un dinero extra al habitual y ahorrar dinero para viajar. Incluso si ya tienes una ocupación a tiempo completo, siempre es posible emplear unas pocas horas del tiempo libre para desarrollar otra actividad remunerada sin sacrificar demasiado el descanso. Puedes escribir o dar clases de idiomas, o ser camarero de fin de semana. Si tienes habilidades en la cocina, quizá puedes vender el sabroso pastel.

Cómo músico también tienes posibilidades, y es muy usual en Europa. Llévate tu guitarra, violín o saxofón y toca en una calle concurrida o en los pasillos del metro. O puedes trabajar como fotógrafo en bodas y otras celebraciones. Lo importante es que consigas un ingreso adicional.

5. Ahórrate el hospedaje trabajando

Hay muchas maneras de ahorrarte el dinero del hospedaje (y hasta de alimentación) estando en otro país. ¿Quieres saber cómo ahorrar en un viaje intercambiando tu trabajo por techo y comida? Puedes aplicar los siguientes métodos:

  • WWOOFING: Ofreces tu trabajo en granjas orgánicas a cambio de alojamiento o comida, e incluso ambas.
  • HouseSitting: Cuidas casas mientras sus dueños están de viaje.
  • HelpX y Staydu: Son plataformas donde otras personas te ofrecen alojamiento y comida a cambio de trabajo
  • Workaway: Es otra plataforma muy popular, en donde puedes crearte una cuenta y solicitar trabajo voluntario a cambio de alojamiento y comida.
  • Freelancer: Si las anteriores no te llaman la atención, Freelancer puede ser una buena opción. Te permite trabajar a distancia desde cualquier parte del mundo. Solo tendrías que viajar con tu computador portátil o rentar uno en tu lugar de destino.

6. Viaja en temporada baja

Si quieres viajar y conocer la mayor cantidad de sitios sin ser millonario, tendrás que adaptarte a las posibilidades que te ofrece el mercado para conseguir viajes económicos. En las redes sociales de tus aerolíneas preferidas siempre conseguirás información sobre posibles ofertas o promociones especiales. En Europa puedes encontrar aerolíneas como Vueling y Ryan Air que a veces ofrecen boletos más baratos que los trenes.

Debes tomar en cuenta que para vuelos de aerolíneas de bajo costo, tu equipaje debe pesar menos de 10 kilos, Así puedes subirlo al avión y ahorrarte lo que te cobran por despacharlo. Existen además, un sinfín de buscadores que te servirán de apoyo a la hora de encontrar vuelos que se ajusten a tu presupuesto. Entre los que te mencionamos:

  • Skyscanner.
  • Momondo.
  • Kayak.
  • Expedia.
  • Google Flights.
  • Hipmunk.

Sin embargo, para viajar en temporada baja no solo debes tomar en cuenta tu presupuesto, sino también otros factores, como el clima. En Europa, por ejemplo, el invierno es su temporada baja y, por lo tanto, los hoteles y otros servicios turísticos tienen precios más bajos. El período más costoso para viajar es el verano, mientras que la primavera y otoño no son tan baratos como el invierno ni tan caros como la temporada veraniega.

7. Escoge un hospedaje económico

Si quieres ahorrar dinero para viajar (o durante tus viajes) y no consigues beneficiarte de ninguna de las plataformas de intercambio de las que te hablamos, puedes optar por pagar un hospedaje económico. Estas son las opciones más populares:

Hostales

En Europa, el hospedaje en hostales es cómodo y seguro, si todo lo que necesitas es una buena cama y los servicios básicos. En Londres, Ámsterdam y Múnich pueden conseguirse hostales de 20 USD la noche, en París puedes pagar 30 USD, 15 en Barcelona y menos de 10 en Budapest, Cracovia y otras ciudades de Europa del Este.

Airbnb

Puedes encontrar departamentos mucho más económicos que un hotel, con acceso a todo el espacio, o a áreas comunes, si compartes piso con alguien. Suelen estar amueblados y ser muy cálidos.

Couchsurfing

Esta es otra posibilidad para hospedarte en casa de locales. El CouchSurfing busca crear vínculos entre viajeros de todo el mundo. Si deseas disminuir significativamente los gastos durante tu viaje, puedes optar por esta opción y rebajar los costos de alojamiento e incluso comida. También es recomendable que, si decides viajar solo, te relaciones estrechamente con los habitantes de tu destino.

Existen otras versiones de Couchsurfing, como Hospitality Club, Warm Shower (para ciclistas) y Friendship Force.

Homeexchange

El Homeexchange va dirigido a todas aquellas personas que disponen de una casa y que estarían abiertas a intercambiarla durante un periodo vacacional con otras personas de todo el mundo. Es una idea fantástica que permite un gran ahorro en alojamiento, uno de los costes más importantes que tiene el viajar. Si tu casa está en una ciudad o región turística, tendrás miles de propuestas de todo el mundo para intercambiar casa.

8. Evita los restaurantes turísticos

Comer en los restaurantes de lujo siempre será más caro. En muchos casos, incluso, no son tan buenos como los restaurantes locales. Pide referencias a la gente local, ellos siempre saben donde comer rico y barato. Investiga los precios antes de visitar el lugar para no llevarte sorpresas.

En Europa, por ejemplo, es más barato beber una copa de vino o una cerveza que una gaseosa. Así que beber vino y cerveza en los bares de tapas, es una muy buena opción. En España la tapa (un bocadillo con una copa) es una tradición. Así que si tenías previsto tomarte algunos tragos, la cena puede salirte casi gratis.

9. Muévete en transporte público

En las ciudades europeas viajar en autobuses y metros es muchísimo más barato que tomar taxis o alquilar autos. Un billete para 10 trayectos en el metro de París cuesta 16 USD. Con esa cantidad probablemente no pagas ni siquiera un trayecto en taxi en la Ciudad Luz. En el sistema de transporte público de Budapest (buses y metro) puedes viajar ilimitadamente durante tres días por solo 17 dólares. En Barcelona un viaje de metro cuesta 1,4 USD. Mientras, en el tranvía de Praga pagas 1,6 USD.

10. Toma precauciones

Ser precavido no está nunca de más. Bien dice el dicho: es mejor prevenir que lamentar. Siempre ten a mano la dirección y teléfono de la embajada del país en tu lugar de destino. También investiga si existen comunidades de conciudadanos a quienes puedas acudir por cualquier contratiempo. Si vas a cambiar divisas, hazlo desde tu banco local, o en alguna casa de cambio en tu ciudad antes de salir de viaje, para obtener un tipo de cambio más conveniente. Evita hacer cambio de dinero en los aeropuertos, pues siempre te saldrá más caro.

Frases para ahorrar dinero para viajar

nómada-digital

Si aún no te decides y quieres inspirarte un poco, acá te dejamos algunas frases sobre los beneficios de ahorrar para viajar:

1. «Viajar es un ejercicio con consecuencias fatales para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente»

Esta frase del escritor y orador estadounidense Mark Twain expresa, con algo de humor o ironía, los amplios beneficios de viajar, y cómo este ejercicio actúa en pro de la empatía, el entendimiento de otras culturas y el enriquecimiento de los conocimientos propios. Invita a abrir la mente a costumbres y tradiciones distintas, y a respetarlas, aunque sean diferentes a las nuestras.

2. «El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página»

Con esta frase, San Agustín explica todo el conocimiento sobre otros países y culturas que se pierden aquellos que no son asiduos a viajar. Sin desmeritar las rutinas, hace énfasis en que la vida es mucho más amplia que lo que conocemos en nuestro lugar de nacimiento.

3. «Viajar es descubrir que todos están equivocados sobre los otros países»

El escritor y filósofo británico Aldous Huxley hace referencia no solo a los prejuicios que pueden tener aquellas personas que no viajan, sino también al desconocimiento sobre culturas ajenas a la nuestra, y como este aspecto se soluciona de forma sencilla: viajando y conociendo otros lugares. Invita a vivir experiencias propias, en lugar de creer todo lo que nos dicen sobre otros países.

4. «Un centavo ahorrado es un centavo ganado»

Benjamin Franklin, político estadounidense considerado uno de los Padres Fundadores de los Estados Unidos, exalta los beneficios de ahorrar. Para un nómada digital que ahorra dinero para viajar por el mundo, esta frase adquiere un sentido especial, pues, sin duda, cada centavo ahorrado se traduce en nuevas experiencias vividas.

5. «Invertir en viajar es invertir en uno mismo»

Con esta frase, el nómada digital y fotógrafo aventurero Matthew Karsten explica como considera que ahorrar para viajar, más que una tendencia, es una forma de amor propio.

Palabras finales

Si entraste a esta artículo para descubrir cómo ahorrar dinero para viajar por el mundo, debes saber que la fórmula es simple y está al alcance de tu mano. Necesitas de una buena planificación, de un buen presupuesto y estar conectado a todas las posibilidades que te ofrece el mercado.

Aunque ser nómada digital puede dar un un poco de temor al comienzo, cuando das el paso, son más los beneficios que los obstáculos. Y cuando estos se presentan puedes recurrir a plataformas hechas casi a la medida, como Airbnb o Couchsurfing para conseguir un buen hospedaje, o el sinfín de buscadores que te servirán de apoyo a la hora de encontrar vuelos. Solo es cuestión de estar informado y aprovechar las oportunidades.

 

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios por el momento.
  • chat
    Añade un comentario