Ventajas y desventajas de ser un nómada digital | ¿Está hecho el nomadismo digital para ti?

El desarrollo de la tecnología ha traído consigo desde hace algún tiempo el surgimiento de una nueva forma de trabajar de manera remota: se conoce como nómada digital o digital nomad. Se trata de personas con un estilo de vida que puede parecer bastante exótico, ¡porque trabajan mientras viajan por el mundo! Sus herramientas de trabajo son parte de su equipaje, pero ¿cuáles son las ventajas y desventajas de ser un nómada digital?

Antes de hablar de los beneficios e inconvenientes de ser un nómada digital, hay que señalar que es una forma de vida que se está llevando desde hace 10 años. En ese lapso de tiempo ha habido un boom en las nuevas tecnologías de la comunicación e información y, por otra parte, cada vez se busca mantener un balance entre la vida personal y laboral.

¿Eres un nómada digital o quieres empezar a serlo? Desde ya te comentamos que las cámaras fotográficas, las laptops, los WiFi portátiles y los discos duros externos (o servicios en la nube) se convertirán en tus aliados. ¿Deseas sumarte a esta tendencia? ¿Quieres hacer del nomadismo digital tu estilo de vida? ¡Aquí te contamos los pros y contras de ser un nómada digital!

Ventajas y desventajas de ser un nómada digital

Trabajador remoto | Ventajas y desventajas de ser un nómada digital

Ventajas de ser un nómada digital

Viajas mientras trabajas desde cualquier parte del mundo

El principal beneficio de este tipo de trabajo es que llevas una vida que no estará limitada por las ubicaciones geográficas. Es decir, podrás viajar por el mundo entero sin ninguna complicación, teniendo tu pago mensual que generalmente es en dólares americanos. De hecho, quienes se suman a esta movida lo hacen porque tienen deseos de recorrer destinos asombrosos del mundo. Sí, ¡el mundo se convierte en tu lugar de trabajo!

Ser un nómada digital prácticamente es sinónimo de que puedas llevar tu oficina adonde vayas. ¡Imagina trabajar desde una hamaca en el Caribe o realizar tus labores desde una cabaña escuchando el sonido de la naturaleza! Lo mejor es que gracias a los colivings o coworking puedes trabajar fácilmente en espacios compartidos.

Le dices adiós a la rutina

Al ser nómada digital, sales de tu zona de confort y de la rutina diaria en la que puedes caer si laboras diariamente en una oficina. ¡Ningún día es similar al otro! Todos serán un reto desafiante, bien podrías estar apreciando el amanecer desde la ventana de un avión y luego llegar a un hotel hermosísimo a trabajar algunas horas.

Tienes libertad para decidir

No podemos hablar de las ventajas y desventajas de ser nómada digital sin mencionar un concepto clave: libertad. Esta palabra aparece frecuentemente cuando se intenta definir este estilo de trabajo y de vida. ¿Por qué? ¡Porque tendrás la independencia de decidir cuándo trabajar y durante cuántas horas! Esto se debe a que no tienes que cumplir un horario y en muy poco casos tu empleador te pedirá que instales algún software que espíe tu actividad en línea.

Aumentarás tu creatividad

El cambio constante de escenarios de trabajo te mantendrá motivado y con la mente muy activa. ¡Algo completamente ideal sobre todo si desempeñas alguna labor que te obligue a pensar creativamente o diseñar nuevos conceptos! Esto va de la mano con el hecho de que estarás expuesto a nuevas culturas y personas.

Indudablemente, te hará pensar bajo un nuevo ángulo, abrir tu mente y tener nuevas perspectivas. No solo será un cambio significativo en tu labor sino también en tu vida personal, ya que serás más empático, receptivo y crecerá exponencialmente tu capacidad para escuchar de los demás.

Lecturas sugeridas:

Llevarás una vida minimalista

Los viajes constantes harán que inevitablemente tengas que viajar con un equipaje ligero, para que sea mucho más sencillo transportar todo y también para ahorrarte gastos en las aerolíneas, al no pagar por el equipaje extra que supere el límite permitido. En ese sentido, la forma más efectiva de lograr este propósito es siendo minimalista, reduciendo tu consumo y viviendo con lo básico. ¡Con esto también ayudarás a la sostenibilidad del planeta!

Aumentas tus capacidades académicas

Con los visados apropiados podrás estudiar y trabajar en el extranjero, en casi cualquier país que escojas. De esta forma, aumentarás tus conocimientos al aprender de nuevos sistemas educativos y de los mejores profesionales del mundo. Ni siquiera tendrás que realizar un curso o programa especializado en tu área, sino que puedes perfeccionar tus hobbies o estudiar eso que siempre has querido.

Tendrás acceso a un nuevo mercado laboral

El hecho de no estar atado a un sitio en concreto hará que puedas acceder a nuevas oportunidades de empleo. ¡Y si hablas un segundo o tercer idioma, las opciones se intensificarán, ya que puedes postularte a nuevos puestos de trabajo en empresas de todo el mundo!

Desventajas de ser un nómada digital

Maleta de viaje de un nómada digital

No es un trabajo para todo el mundo

En este listado de los pros y contras de ser un nómada digital, llegamos a una desventaja fundamental: ni todas las personas están hechas para ser nómadas digitales, ni todos los tipos de trabajo se ajustan a este estilo de vida.

El nomadismo digital lo adoptan, por lo general, freelancers, emprendedores digitales o trabajadores remotos. Es decir, que la tecnología aún no ha hecho posible que todas las profesionales se puedan llevar a cabo a distancia.

¿Qué puedes hacer si no es tu caso? ¡Aprender una nueva habilidad y a vivir de ello! No tengas miedo de hacerte un experto en áreas como marketing, edición de vídeos, blogging, programación, copywriter o cualquier otra afín que puedas hacer desde donde quieras. Hoy en día hay muchísimas plataformas online que te permiten encontrar oportunidades en estos sectores.

Tendrás que ajustar tu huso horario

Esta desventaja de ser nómada digital ocurre a la hora de hacer reuniones virtuales con clientes si te encuentras en un país con un horario completamente diferente al de estos. Los meetings, entregas o la comunicación en general se harán en horas poco apropiadas, por ejemplo, en las madrugadas. Esto puede ser un inconveniente, sobre todo durante los primeros meses.

No todos los lugares son adecuados

Estarás expuesto a trabajar desde lugares poco apropiados, ya que muchas veces tendrás que improvisar tu oficina. En algunos casos, no contar con las condiciones adecuadas para realizar tu trabajo puede traerte algunos inconvenientes que van desde problemas de salud (por ejemplo, una mala postura) o retrasos en la entrega de las asignaciones (por ejemplo, si no cuentas con buena conexión a internet).

Todo depende de la conexión a internet

Seamos sinceros, estar constantemente pendiente de tener una buena conexión a internet puede ser agotador a nivel mental. Esto se multiplica cuando viajas a países cuyo servicio está limitado, bloqueado, la banda ancha es bajísima o pagarlo por un mes es carísimo. De la mano con esta desventaja se encuentra la dependencia de la energía eléctrica, ¡si falla corres el riesgo de no poder cumplir con tu trabajo!

Te puedes sentir aislado

Ya conoces la mayoría de ventajas y desventajas de ser un nómada digital, sin embargo, existe un tema que muchos olvidan mencionar: ¡es un trabajo solitario! El hecho de no estar en una oficina rodeado de tus coworkers puede hacer que te sientas aislado e, incluso, que desmejoren tus habilidades sociales.

Los curiosos pueden ser grandes distractores

Ser un nómada digital no es un estilo de vida común o tradicional, por lo que inevitablemente atraerás atención, que muchas veces puede ser molesta. Me refiero a personas haciéndote preguntas sobre qué haces, por qué y cómo.

Evidentemente, no lo hacen con mala intención, pero pueden interrumpir tu trabajo o tu concentración, sobre todo cuando son insistentes o no comprenden que estás ocupado. Pero, ¡ojo!, procura siempre responder con amabilidad.

Los ingresos y egresos serán inestables

Una de las grandes desventajas de ser un nómada digital es que tus ingresos van a variar mes a mes. Por ejemplo, si eres freelance, habrá ocasiones en las que tengas una mayor demanda de tus servicios, mientras que en otras semanas tendrás muy pocos pedidos o, incluso, ninguno. ¡Así que organiza muy bien tus finanzas para que nunca te quedes sin dinero!

Eso mismo se relaciona con los egresos. Hay ciudades, pueblos y países con distintos costos de vida. En un mes puedes gastar 300 dólares en comida, pero al siguiente 200 dólares o viceversa. Los nómadas digitales no pueden tomar el tema del presupuesto y el ahorro a la ligera, sino que tienen que ser conscientes de cuánto reciben al mes y cuánto deben gastar para poder seguir con este estilo de vida y con los viajes.

Conclusiones

Como último consejo para que este proceso sea mucho más eficaz te recomendamos viajar ligero. Toma una maleta con tus objetos personales y otra con tus herramientas de trabajo. Trata de prever todos los escenarios, hasta los malos, para que el rendimiento de tu empleo no se vea afectado. ¡Y, finalmente, disfruta mientras laboras!

¡Hemos visto varios pros y contras de ser un nómada digital! ¿Qué crees? ¿Es para ti?¿Ya eres un nómada digital? ¡Queremos leerte!

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios por el momento.
  • chat
    Añade un comentario