Diferencia entre meta y objetivo | Definiciones y ejemplos

Tanto en el ámbito personal como profesional, constantemente debemos establecer metas y objetivos para alcanzar un ideal, evolucionar o avanzar. Aunque creemos entender a qué se refieren estos conceptos, en la práctica se evidencia que sus definiciones suelen confundirse. Si bien es cierto que ambos se refieren a logros definidos en cierto tiempo y espacio, es crucial comprender la diferencia entre meta y objetivo. Esto con el fin de planear eficientemente las acciones y orientarlas en la dirección correcta, independiente de si trabajas proyectos solo o en equipo.

Hoy en Coworkingfy dedicaremos este artículo para aclarar este dilema y dejar en claro cuáles son las diferencias entre metas y objetivos. Así que presta mucha atención a esta información, que te será de utilidad en futuros proyectos personales y laborales.

Meta VS Objetivo

Metas VS Objetivos

Para entender la diferencia entre un objetivo y una meta, inicialmente es necesario comprender cada concepto por separado. Suele decirse que la meta es el propósito final de un acontecimiento o un fenómeno, y que los objetivos son los pasos para llegar a ello. Sin embargo, esta información se nos queda un poco corta, así que veamos en detalle qué es una meta y un objetivo

¿Qué es una meta?

Una meta es el resultado final deseado, es decir, lo que se espera y se quiere lograr a largo plazo. Por ello, debe ser planeada con cuidado. Esta se consigue bajo ciertas acciones específicas en un periodo de tiempo determinado. Dichas acciones son los pasos para llegar a ese propósito, los cuales son plasmados en objetivos.

Las metas son de amplio alcance y representan un deseado futuro que requiere un esfuerzo considerable para alcanzarlo. Por eso, ameritan un tiempo mayor de cumplimiento dependiendo de la intención y la complejidad. Además, deben estar alineadas con la visión y la misión del proyecto para el cual se establecen.

¿Qué es un objetivo?

Por su parte, un objetivo define las acciones específicas que se pueden llevar a cabo para alcanzar una meta general, por lo que debe ser coherente con la misma. Generalmente, los objetivos son pensados para lograrse a corto o mediano plazo y se plantean bajo criterios inteligentes o SMART (por su acrónimo en inglés). Es decir, que deben tener las siguientes características:

  • Específicos (S): Puntuales respecto a lo que se pretende alcanzar.
  • Medibles (M): A través de indicadores o variables que permitan evaluar su eficiencia y comparar resultados.
  • Alcanzables (A): Aterrizados a la realidad del proyecto.
  • Relevantes (R): Que generen un impacto significativo y valioso.
  • Marco de tiempo (T): Con un tiempo delimitado para su consecución.

Recomendado: Objetivos SMART | Crea metas inteligentes para tus proyectos con esta metodología

Diferencias entre metas y objetivos

5 diferencias entre metas y objetivos

Después de haber profundizado en la definición de cada concepto es momento de hablar puntualmente sobre la diferencia entre meta y objetivo. Principalmente vemos que la meta es el fin mayor por el cual se determinan los objetivos. Mientras que los objetivos son etapas específicas y medibles para lograr esa meta. Partiendo de esta premisa, se desprenden otra serie de diferencias clave entre meta y objetivo, las cuales son:

1. Planeación

Meta: Su estructuración tiende a ser compleja, pues abarca un propósito más extenso basado en un ideal o un deseo.

Objetivo: Los objetivos tienen un alcance limitado, pues se planean de acuerdo a la realidad y a los hechos para que así puedan ser medidos y cuantificados.

2. Acción

Meta: Las metas son de acción general encaminadas hacia una dirección fija.

Objetivo: Por su parte, los objetivos se refieren a los pasos específicos y precisos que se darán para llegar a esa dirección.

3. Tiempo

Otra diferencia entre meta y objetivo es su tiempo de ejecución:

Meta: Generalmente las metas se plantean a largo plazo, pues debido a su naturaleza se requiere de un tiempo mayor para lograrlas.

Objetivo: Puesto que son las acciones por medio de las cuales se logrará una meta, los objetivos se establecen a corto o mediano plazo con el fin de avanzar paso a paso hasta llegar al fin deseado.

4. Medición

Meta: Las metas se originan de una idea abstracta que abarca un sentido muy amplio por lo que no suelen ser tangibles o medibles.

Objetivo: Al ser pasos exactos para alcanzar un fin mayor, los objetivos precisan acciones tangibles a través de las cuales se miden los logros y el progreso.

5. Sentido

Esta diferencia entre meta y objetivo se refiere a la importancia o el significado de fijar cada uno de ellos en nuestros proyectos.

Meta: Aquí se hace énfasis en los anhelos y aspiraciones que motivan el crecimiento y el progreso de un proyecto. Por tanto, las metas son un ideal para el cual se dirigen una serie de esfuerzos.

Objetivo: Los objetivos se adaptan de forma única a la meta, teniendo en cuenta las necesidades y las proyecciones allí presentes.

Ejemplos de metas y objetivos

Ejemplos de metas y objetivos

Como pudimos observar, la diferencia entre una meta y un objetivo engloba múltiples variables que nos permiten entender cómo aplicar las definiciones en nuestros proyectos. Para proporcionar mayor claridad al respecto hemos recopilado algunos ejemplos de metas y objetivos que te servirán de guía.

Aquí se proponen 5 metas generales relacionadas con emprendimiento y medios digitales. Cada una de ellas con su respectivo objetivo en pro de alcanzarla.

1. Meta: Mejorar el porcentaje de ventas anuales.
Objetivo: Aumentar las ventas online un 40% este año.

2. Meta: Lograr mayor reconocimiento de marca a nivel nacional.
Objetivo: Incrementar en un 50% las interacciones en redes sociales en el próximo trimestre.

3. Meta: Convertir mi blog de viajes en uno de los referentes del sector.
Objetivo: Aumentar un promedio de 100 suscriptores mensuales durante un año.

4. Meta: Fidelizar a los clientes activos.
Objetivo: Elevar en un 5 % la frecuencia y el volumen de compra este verano .

5. Meta: Crear una red de networking.
Objetivo: Generar una media de 15 contactos mensuales vía correo electrónico por los próximos 6 meses.

Palabras finales

Queda claro que establecer metas y objetivos es indispensable para llevar al éxito proyectos laborales y personales. Si bien es cierto que son conceptos totalmente diferentes, estos se complementan entre sí y uno no funciona sin el otro. Por lo que es vital tener claridad sobre las necesidades, potencialidades y recursos con los que se cuentan. Y así, fijar metas y objetivos realistas y alcanzables en un tiempo determinado.

Esperamos que esta información haya aclarado tus dudas y puedas empezar a fijar metas y objetivos mejor direccionadas en todos los ámbitos de tu vida.

Recomendados:

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios por el momento.
  • chat
    Añade un comentario