Objetivos SMART | Crea metas inteligentes para tus proyectos con esta metodología

Los objetivos SMART son una herramienta propuesta por el profesor e investigador George Doran. Salió a la luz en 1981, en un artículo de la Revista Management Review, en donde el experto explicaba la importancia de saber escribir objetivos efectivos para una organización. Doran hace, además, un análisis de la deficiente capacidad que tienen los gerentes para redactarlos. Por ello, asegura que las empresas deben formar a su personal para escribir objetivos efectivos.

De acuerdo con Doran, cuando los ejecutivos y todo el personal de una empresa habla en términos de objetivos se puede alcanzar una gestión de excelencia. Pero, afirma que es necesario educarse para lograrlo. ¿Por qué? Porque el proceso más crítico de la gestión de una empresa lo representa, precisamente, el establecimiento de metas y el desarrollo de sus respectivos planes de acción.

Por ello, propone el método SMART, como una solución para este inconveniente y una forma efectiva de trazar metas y alcanzarlas.

¿Qué son los objetivos SMART?

Equipo-de-trabajo-define-metas-SMART

Los objetivos SMART son uno de los métodos existentes para definir objetivos. Consta de cinco criterios que sirven como guía para redactar objetivos inteligentes. Con el paso de los años este acrónimo ha sufrido ciertas variaciones por parte de algunos autores. Sin embargo, su esencia original ha permanecido inmutable en el tiempo.

El experto explica que muchos gerentes o altos ejecutivos carecen de liderazgo dentro de la organización, lo que representa un grave obstáculo para comunicar sus ideas, convencer y desarrollarlas.

Para contrarrestar esto, Doran propone la metodología SMART como una herramienta para que los gerentes de las organizaciones aprendan a redactar objetivos inteligentes. Sirve para dirigir desde gestiones de proyectos hasta gestión de desempeño de empleados y desarrollo personal del recurso humano.

Cómo definir objetivos SMART: paso a paso

Definición-de-objetivos-SMART

Los objetivos SMART se basan en cinco criterios representados cada uno por una letra distinta. Con base en ellos se deben establecer los objetivos:

S-Specific (Específico):

Este paso consiste en redactar objetivos claros y concretos de lo que se quiere lograr para no perder el enfoque durante el proceso.

M-Measurable (Medible):

Es necesario establecer un indicador que nos indique que tan cerca estamos de lograr el objetivo planteado, a los fines de tomar correctivos a tiempo, y asegurarnos de obtener resultados tangibles. Por esta razón, es de suma importancia definir bien el primer paso, ya que esto nos permitirá de manera efectiva medir el progreso y la eficacia del proceso.

A-Achievable (Alcanzable):

Un objetivo planteado debe ser razonable para que se pueda alcanzar. Motivo por el que antes de llegar a este paso es necesario pasar por un proceso de toma de decisiones en conjunto con un equipo de alto rendimiento. Este debe analizar y discutir todos los enfoques desde una óptica analítica y crítica, en donde no solo quepa la creatividad, sino también la capacidad en la toma de decisiones.

R-Realistic (Realista):

Este criterio está asociado con el criterio anterior. Sin embargo, lo que se analizará en este punto, más que el objetivo planteado, es la capacidad que tiene la organización para lograrlo. Desde las capacidades económicas hasta las capacidades de los recursos humanos con que cuenta. Para ello, deben plantearse las siguientes interrogantes:

  • ¿Estará su personal capacitado para llevarlo a cabo?
  • ¿Será necesario contratar nuevo personal?
  • ¿Puede la empresa contratar nuevo personal para llevar a cabo el objetivo planteado?
  • ¿Cuenta la empresa con los recursos económicos para llevar a cabo el objetivo?
  • ¿Es necesario capacitar a su personal para este nuevo reto y cuenta con los recursos económicos para prepararlos?
  • ¿Se puede logra en tiempo estimado?

T- Time Bound (Definidos en el tiempo):

Todo objetivo planteado debe tener un tiempo límite para lograrlo. De ahí la importancia de cada punto del acrónimo. Antes de redactar los objetivos para que estos sean objetivos inteligentes, los mismos deberían ser estudiados por un grupo multidisciplinario de profesionales para que sean analizados desde distintos enfoques.

Recomendaciones para definir objetivos SMART

equipo-de-alto-rendimiento-motivado

En su artículo publicado en la Revista Management Review, el profesor Doran da ciertas recomendaciones para que la definición de los objetivos SMART se realice de la manera más inteligente posible. Acá te contamos:

  • La  capacitación del equipo de trabajo es fundamental para la redacción de las metas SMART, dado que este es el que gestionará el logro de las mismas.
  • Un buen gerente debe centrarse tanto en la definición de objetivos SMART como en su plan de acción.
  • El acrónimo sugerido no significa, necesariamente, que cada objetivo deba cumplir con los cinco criterios. Sin embargo, entre más se acerque a los cinco criterios de las metas SMART, más probabilidades tendrán de ser alcanzados dado que serán objetivos más inteligentes.
  • Un gerente debería conocer las potencialidades de cada uno de los integrantes de su equipo para hacer uso de sus capacidades cuando estas se requieran.
  • Un gerente debe alejarse de la idea de que todos deben ser muy buenos en cada aspecto o etapa de su trabajo. Doran explica, como ejemplo, que a la hora de planificar o presupuestar es importante asignar estas tareas a aquellos que sean buenos en este aspecto. Y así, estos complementarán el trabajo de quienes tienen talentos distintos.
  • La alta gerencia debe de tener una buena sinergia y constante comunicación con sus subordinados. De esta manera, se podrán conocer sus potencialidades y detectar las debilidades de su entorno (social, económico, salarial, entre otros). El uso de este conocimiento le servirá para una mejor gestión de equipos de trabajo de su organización.

Objetivos SMART: ejemplos

lider-de-equipo

Existen muchos ejemplos de objetivos SMART para un proyecto y su gestión. Te mostramos los más comunes:

Aumentar las ventas de un producto

Este es el objetivo más común de todas las empresas, de la naturaleza que sea, dado que el aumento de las ventas es lo que le brindará rentabilidad a la misma. Para que este objetivo sea inteligente debemos hacerlo cuantificable en el tiempo.

De acuerdo con este método, la meta SMART para el aumento de ventas podría ser: Aumentar la venta de nuestro producto “X” en un 20% en un período de tres meses.

Hacer crecer el equipo de trabajo

Para establecer como meta el incremento de personal, es necesario fijarse en el tipo de profesionales que se requieren y en los pasos que tendrán que seguirse para conseguirlo. El objetivo SMART en este caso podría ser: Obtener un 10% más de beneficios en la empresa durante el primer trimestre del año para aumentar nuestro departamento de Diseño Gráfico de 3 a 7 personas.

Mejorar la visibilidad del negocio en las redes sociales

La visibilidad en las redes sociales está asociada con la venta de producto. Por ello, aumentar la visibilidad en las Redes Sociales es un objetivo común de muchas compañías. Para trazar un objetivo SMART en este caso, es importante medir la visibilidad actual. La meta SMART en este caso podría ser: Aumentar el número de seguidores en las redes sociales en un 50%, pasando de 1.000 a 1.500 seguidores en Facebook y de 3.000 a 4.500 en Twitter en un plazo de 2 meses.

Palabras finales

El padre de los objetivos SMART, George Doran, es enfático en su artículo sobre la importancia de la comunicación efectiva para la definición de metas u objetivos. Aunque muchos expertos discuten si el término correcto son metas u objetivos, Doran afirma que desde el punto de vista práctico esto no es relevante.

Le otorga, en cambio, especial importancia a la necesidad de que los gerentes tengan una seria y constante evaluación de sus empleados. El objetivo de esta recomendación es que su acercamiento con el equipo de trabajo contribuya con la productividad, mejorando así el desempeño en las organizaciones y su capacidad para tomar las decisiones correctas.

Su método para establecer objetivos inteligentes no solo es sencillo de aplicar y desarrollar, sino práctico a la hora de trazar metas que, desde el inicio de su plan de acción, sean consideradas factibles. Esto optimizará la gestión de la compañía y garantizará el éxito de lo que esta se plantee.

Cuéntanos, ¿estás fijando tus objetivos con este método?

Sigue aprendiendo con estos recursos:

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios por el momento.
  • chat
    Añade un comentario