¿Qué es Design Sprint? | Conoce el método de Google para validar tu producto en 5 días

¿Te imaginas poder probar en una semana si una idea será exitosa? Gracias a Google Ventures, desde 2010 es posible. Pero ¿cómo? La respuesta está en el Design Sprint, la metodología de Google que te ayudará a validar una idea de negocio en apenas cinco días.

Luego de leer este artículo, tendrás claro qué es el método Design Sprint, sus diferencias con el design thinking y cómo aplicarlo paso a paso. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es Design Sprint?

Equipo-realizando-design-sprint

Si tienes un emprendimiento o una startup, es probable que sepas que para validar un negocio o un producto o servicio debes seguir cuatro pasos fundamentales: idear, construir, lanzar y aprender de los usuarios finales. Pero ¿sabías que puedes saltar del primer al cuarto paso y probar el éxito de tu idea antes de concretarla por completo? En 2010, el equipo de Google Ventures creó el Design Sprint, una metodología que te permite hacerlo.

En español, la traducción de sprint es carrera de máxima velocidad. Lo mismo ocurre con este joven método, que esta diseñado para que puedas validar tu negocio en apenas cinco días. Para su creación, Google estudió cientos de estrategias de User Research y Design Thinking. Tomó lo mejor de cada una para conseguir comprimir varias semanas o meses de trabajo en apenas unos días.

Design sprint vs design thinking

Boceto-de-design-sprint

Aunque ambos están enfocados en la creación y prueba de ideas o productos, existen claras diferencias entre design thinking y design sprint:

  • De acuerdo con Tim Brown, padre del design thinking, esta es una disciplina que utiliza la sensibilidad y los métodos de un diseñador para hacer coincidir las necesidades de las personas con lo que es tecnológicamente viable. El design sprint, en cambio, es un proceso de máximo cinco días para resolver rápidamente grandes desafíos, crear nuevos productos o mejorar los existentes.
  • El design thinking tiene fases definidas y propone métodos o estrategias para llevarlas a cabo, pero sin ser obligatorias ni en un tiempo máximo. En cambio, el design sprint, tiene estrategias establecidas para cada fase y cada una debe realizarse en un día para conseguir completar el proceso en los cinco días propuestos.
  • Para aplicar el design thinking no es estrictamente necesario que conozcas a tu usuario a la perfección, pues el método sirve, precisamente, para definir y medir el potencial alcance de un proyecto. Por el contrario, en el design sprint es importante conocer a tu cliente para que sea posible validar tu idea de negocio o acelerar el desarrollo de tu idea.

Design sprint: pasos

pizarrón-con-las-ideas-de-la-lluvia-de-ideas

El design sprint está diseñado para concretarse en seis fases que deben llevarse a cabo en máximo cinco días. Sin embargo, existen equipos de trabajo que las aplican en lapsos más cortos. El tiempo invertido dependerá de las necesidades del equipo. No obstante, lo recomendado por expertos es desarrollarlo entre lunes y viernes.

Acá te contamos cuáles son las etapas del design sprint:

Preparación

Aunque el design sprint está diseñado para concretarse en cinco días, es importante que antes de iniciar tengas todo preparado. Lo ideal es que el equipo esté conformado por un máximo de siete miembros, y que cumplas con los siguientes pasos:

  • Elabora un documento que exponga el reto, las metas y cuál será el entregable al finalizar el proceso.
  • Organiza lo que sabes sobre tus usuarios reales. Esto te permitirá tener certeza de cuánto los conoces y qué datos debes investigar antes de comenzar el sprint.
  • Asegúrate de que todos los miembros del equipo conozcan la información que manejas sobre tus clientes y que sepan cuál es el objetivo del design sprint que realizarán. Esto evitará confusiones y promoverá que hagan aportes importantes durante el proceso.
  • Prepara un espacio cómodo y con todas las herramientas que necesitarán durante los siguientes días. Esto no solo mantendrá al equipo concentrado en lo que debe hacer, sino también aumentará su motivación laboral.

Paso 1: Comprender

El primer día del design sprint el equipo de trabajo se dedicará a comprender el proyecto y sus objetivos. ¿Qué datos tienen? ¿Cómo aprovecharlos? Cada uno tendrá una intervención en la que expondrá lo que sabe sobre el tema y cómo cree que puede aportar a su desarrollo desde su área de trabajo.

Este proceso se puede dividir en tres fases de acuerdo con las horas del día:

  • En la mañana se elabora el mapa del desafío.
  • En la tarde se discuten los conocimientos y aportes.
  • Al final del día se definen los objetivos.

Paso 2: Definir

En esta etapa se diseñará el boceto del proyecto, planteando soluciones y pasos para concretarlo. A través de una lluvia de ideas, se llegará a un consenso. Aunque la decisión se toma de forma grupal, en esta fase del design sprint los miembros del equipo de trabajo tendrán un espacio para organizar sus propuestas individuales.

Se puede realizar de la siguiente manera:

  • En la mañana se revisan las ideas propuestas el día anterior para finiquitar detalles.
  • En la tarde cada miembro creará sus bocetos.
  • Al final del día se compartirán los bocetos de todos y se empezará a definir grupalmente cómo será la prueba del cliente del viernes.

Paso 3: Bosquejar

En esta fase se decide cuál de las ideas se llevará a cabo. Esta debe ser aquella que contribuya con el cumplimiento de los objetivos planteados desde el primer día. Para ello, se estudiarán todas las propuestas del día anterior.

  • En la mañana se revisarán las ideas que surgieron durante la fase de definición.
  • En la tarde se definirá cuál es la idea que se va a desarrollar y probar.
  • Al final del día, el equipo debe tener listo un storyboard o guión gráfico con el paso a paso de la elaboración del prototipo.

Paso 4: Prototipar

Con un guión definido, el cuarto día del design sprint el equipo de trabajo se dedicará a construir el prototipo. No es necesario que este esté completo, sino que sea una fachada muy realista sobre lo que será el producto o servicio final. ¿Por qué? Porque la idea es validar si, en efecto, será exitoso. Dependiendo de la validación el producto este se concretará completo o no.

  • En la mañana se pueden definir los roles de cada miembro del equipo de trabajo y cómo contribuirán con la elaboración del prototipo.
  • En la tarde se dedicarán a construirlo de acuerdo con el storyboard.
  • Al final del día debe estar listo el prototipo y deben estar definidos los usuarios reales que lo probarán. También se debe elaborar la encuesta que se realizará para validar/testear el producto.

Paso 5: Validación

Este es el paso por el que has trabajado toda la semana. El día de la validación tu prototipo será probado por los clientes seleccionados. En esta fase podrás validar si la idea funciona o no, y cómo es la receptividad del usuario. Es importante que cada miembro del equipo esté presente y que se realice la encuesta elaborada el día anterior.

  • En la mañana puedes probar tu prototipo con los usuarios seleccionados.
  • Durante el proceso observa la interacción del cliente con tu prototipo y encuéstalo sobre su uso.
  • Al final del día el equipo debe reunirse de nuevo para discutir los hallazgos, decidir si el producto es viable o no y definir los siguientes pasos a seguir, para proseguir o mejorar el prototipo.

Design sprint: ejemplos

Slack

Grandes empresas han comprobado los beneficios del design sprint, no solo para la validación de nuevos productos o negocios, sino también para la renovación de alguno ya existente, o para aumentar su visibilidad. Te mostramos ejemplos exitosos de compañías que han utilizado el método de Google Ventures design sprint:

Slack

Slack es una herramienta de comunicación ideada para la gestión de equipos de trabajo. Permite chatear, compartir archivos de diversos tipos y crear espacios de trabajo virtuales similares a los de una oficina. Sin embargo, la aplicación nació como una forma de comunicación interna para una compañía de videojuegos.

Aunque al comienzo de su comercialización fue popular entre startups, sus creadores ejecutaron un design sprint para aumentar su visibilidad entre compañías de otra índole. El resultado fue el que se predijo en este proceso. Hoy, Slack tiene miles de suscriptores y grandes clientes como IBM, Autodesk y Shopify.

Organización de las Naciones Unidas

La metodología de Google sirve para más que validar negocios. La prueba es ShareTheMeal. Esta es una aplicación que recoge dinero para alimentar a los niños de todo el mundo por solo $ 0.50 al día. Esta herramienta fue creada aplicando el design sprint. Pero, pese a su buena acogida, no conseguía recolectar todo el dinero que requería el Programa Mundial de Alimentos de la ONU. Por ello, con otro design sprint, el ente definió un nuevo prototipo para aumentar las donaciones.

¿El resultado? Hoy, ShareTheMeal ha recaudado fondos para la preparación y distribución de más de 24 millones de raciones de comidas a personas necesitadas.

Headspace

Si te gusta meditar, seguro has escuchado sobre Headspace, una aplicación para celulares que te ayuda a enfocarte en esta práctica. La herramienta está dirigida tanto a adultos como a niños. Y esta última opción se desarrolló a través de un design sprint.

El mayor reto que enfrentaba la plataforma era el de atraer a los pequeños a una práctica tradicionalmente practicada por adultos. Crearon un prototipo, lo probaron con un grupo de niños y, a partir de los hallazgos obtenidos, desarrollaron otro sprint de diseño para perfeccionar la idea.

Google

La mayor prueba de que la metodología de Google funciona es que ellos son parte de las empresas que la aplican exitosamente. Uno de sus casos más emblemáticos es el design sprint que realizaron para optimizar su proceso de selección de nuevos empleados. Con un sprint de tres días, la empresa rediseñó su aplicación GHire, una herramienta que supervisa el proceso de aplicación a sus vacantes laborales. Con los cambios realizados, GHire perfeccionó su capacidad de evaluar las habilidades de los candidatos de forma rápida y eficiente

Lego

Para Lego, la famosa empresa de juguetes infantiles, el design sprint se convirtió en rutina. En la búsqueda de un método que les permitiera renovar constantemente su oferta, la compañía se centró, durante dos meses, en la realización de múltiples jornadas de sprints de diseño. El resultado obtenido fue tan favorable que ahora los realizan una vez por mes. Con esta metodología de Google, Lego ha diseñado, probado prototipos y hecho lanzamientos de docenas de productos.

Palabras finales

El tiempo es oro cuando se decide emprender un negocio o lanzar un nuevo producto. Por ello, plataformas como Google Ventures están es la constante búsqueda de métodos que permitan a los empresarios acelerar el desarrollo de sus ideas. El design sprint es una de las estrategias más eficaces y rápidas para validar una idea o negocio, y su proceso estrictamente definido hace que sus pasos sean fáciles de seguir.

Como en el design thinking, en este método de Google se da especial importancia a la intervención del usuario. Esto permite no solo verificar si el producto es o no viable, sino también estudiar si va a satisfacer al cliente, un elemento fundamental en el éxito de una empresa. Además, hace uso del trabajo colaborativo y sus ventajas, aprovechando la cohesión del equipo de trabajo para potenciar el desarrollo de nuevas ideas.

También te puede interesar:

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios por el momento.
  • chat
    Añade un comentario