Espacios de trabajo colaborativo | La transformación millennial del lugar de trabajo

Hoy día, el mercado de trabajo es cada vez más exigente y competitivo. Por eso, las empresas se encuentran en un continuo desarrollo, en la búsqueda de métodos que mejoren su productividad. Aunque todavía muchas compañías insisten en ello, el tradicional modelo de trabajo vertical ha sido mejorado por otros estilos que son más inclusivos y tienden a la cooperación entre los empleados. Los espacios de trabajo colaborativo son un buen ejemplo de ello.

El trabajo colaborativo no es más que la unión de varios especialistas con diferentes áreas de experiencia. Juntos construyen conocimiento y globalizan una gran cantidad de información. Empresas como Google y muchos proyectos online que seguramente conoces, como la biblioteca Gutenberg, forman parte de esta filosofía.

Un concepto muy asociado a esta noción de trabajo cooperativo, como también se le conoce, son los espacios colaborativos. Constituyen una respuesta a la evidente desaparición del modelo de trabajo basado en oficinas. Gozan de gran aceptación en el mercado laboral moderno.

Sigue leyendo y tendrás más información sobre los espacios de trabajo colaborativo.

¿Cómo surgen los espacios de trabajo colaborativo?

cómo-surgen-los-espacios-colaborativos

 

Se considera que este entorno de trabajo es una creación de los millennials. La más joven generación aspira a interactuar, en el ambiente laboral, en un medio más humano, más cálido. En fin, en un clima profesional donde todas las personas se sientan importantes. Y sí, a los millennials debemos el bum de los espacios colaborativos, pero su camino ya había comenzado mucho antes de la mano de Frank Lloyd Wright.

Y con el edificio Larkin todo cambió…

En el siglo pasado, este genial arquitecto norteamericano, diseñó una de las propuestas para construir el edificio Larkin en Búfalo. Los resultados alcanzaron rápidamente una enorme popularidad. ¿Los motivos? Lloyd Wright creó un espacio de trabajo nunca antes visto. Con el diseño de un medio más cálido y confortable, los empleados se sentirían más identificados con la empresa. ¿Resultados? Mayor motivación en las actividades y un incremento significativo de la producción.

Por supuesto, la respuesta no se hizo esperar y otros muchos lugares crearon espacios con las mismas características. En este contexto, las ideas de Herman Miller cobraron gran significación ya que con sus diseños logró reunir más empleados en un mismo entorno. Así, se potenciaba la interacción social y se ahorraba una gran cantidad de espacio.

Ahora bien, fue el hot desking, modelo de oficina creado en Estados Unidos a finales de la década los ochenta y principios de los noventa, el que cambió la manera de entender los espacios de trabajo. ¿A qué debió tan altos índices de aceptación?

Imagina que tienes la posibilidad de compartir un espacio de trabajo de acuerdo a tu conveniencia y tus objetivos. Para estar allí solo tienes que tener en cuenta su disponibilidad. Se ahorra espacio y los costos de infraestructura son mínimos. Pues es esto lo que proponía el hot desking. Por supuesto, freelancers, nómadas digitales o sencillamente personas que no contaban con una oficina fija recibieron la idea con los brazos abiertos.

¿Qué son los espacios colaborativos?

qué-son-los-espacios-colaborativos

Podríamos definir espacio de trabajo colaborativo como una mezcla entre las ideas de Frank Lloyd Wright y el hot desking. Es decir, un área determinada en la que se potencia la interacción entre los empleados, el intercambio de conocimiento y la formación de una atmósfera laboral más humanizada. La idea de economía colaborativa también forma parte de este concepto. Aporta los principios de rentar, compartir, prestar, vender y comprar.

Las empresas están cada vez más interesadas en el bienestar de sus trabajadores. Es un elemento tan importante como el aumento de la productividad. Y es que los directivos se han percatado de que mantener a los empleados en un clima agradable influye positivamente en los índices de producción. Precisamente los espacios colaborativos aumentan la calidad de la vida laboral pues el placer y la creatividad forman parte de su filosofía.

Sin embargo, hoy día este concepto ha rebasado la idea de oficina. Es una alternativa que busca romper con los espacios de trabajo más tradicionales y jerárquicos. Propone una cultura de cooperación y participación que ofrece enormes oportunidades de desarrollo laboral.

No importa si eres parte de una oficina o si eres freelancer, los espacios de trabajo colaborativo te brindan independencia, y a la vez, la posibilidad de relacionarte con otros profesionales.

Quizás te interese:

Características de los espacios colaborativos

características-espacios-colaborativos

¿Qué peculiaridades podemos encontrar en áreas laborales colaborativas?

Reproducción de entornos digitales

Un rasgo que define los espacios de trabajo colaborativo es su imitación del ambiente existente en las redes sociales, al menos en lo que a intercambio de información se refiere. Para lograrlo, no basta con priorizar las vías de comunicación. También es necesario, incorporar la tecnología. Aires acondicionados inteligentes, buen acceso a internet, impresoras, etc aumentarán la efectividad de aquellos que compartan el espacio.

Mobiliario adecuado

Otro elemento que caracteriza estos entornos es la comodidad. Son espacios acogedores. De esos que hacen sentir a las personas como en casa. ¿Por qué? Pues poseen un mobiliario confortable. Muchas empresas, incluso, utilizan muebles ergonómicos. Es decir, los que son capaces de adaptarse a las necesidades y gustos de cada empleado.

Espacios iluminados

Una mala iluminación provoca dolores de cabeza, fatiga, problemas de visión y, sobre todo, atenta contra la eficiencia de los empleados. Por eso, los espacios de trabajo colaborativo priorizan una iluminación óptima. Esta, además, hace de las diferentes áreas zonas más acogedoras.

Zonas de relajación

Evidentemente, los trabajadores no contribuyen igual a las tareas que se le asignan a las 9:00 de la mañana que a las 12:00 del día. Sus capacidades disminuyen debido al cansancio y, por tanto, su productividad también se ve afectada. ¿Qué hacer para ayudar a los empleados a recuperar su fuerza? Pues crear espacios de relajación en los que exista un clima distendido capaz de lograr que los trabajadores recobren la energía y liberen las tensiones.

Ventajas de los espacios de trabajo colaborativo en empresas

ventajas para empresas

En la filosofía de trabajo de empresas como Google o Facebook, los espacios colaborativos desempeñan un papel fundamental. Son una parte muy importante del éxito de estas empresas.

¿Por qué? Lee con detenimiento algunas de las ventajas de los espacios de trabajo colaborativo para empresas.

Disminuye la competitividad

Un espacio de cooperación tiende a disminuir la rivalidad entre los empleados. Esta situación hace que se sientan menos estresados y contribuye a crear un ambiente laboral más sano.

Aumenta la creatividad

La tendencia a la interacción entre personas con diferentes campos de especialización caracteriza los espacios colaborativos. ¿Qué significa esto? Más ojos mirando un mismo proyecto, los cuales pueden ser ahora enfocados desde diversas perspectivas. El intercambio de puntos de vista mejorará, sin duda alguna, el resultado final.

Más motivación

Estar encerrados en cubículos puede acabar con la motivación del más alegre. Sin embargo, en una oficina con espacios colaborativos, los empleados se sienten con más libertad y energía. Se motivan unos a otros y crean un ritmo de trabajo ágil y satisfactorio.

Incrementa la productividad

La Harvard Bussiness Review realizó un estudio sobre los espacios de trabajo colaborativo. Los trabajadores encuestados mostraron su satisfacción con los entornos cooperativos dándoles una calificación de seis puntos sobre siete. La investigación demostró que el bienestar de los trabajadores está asegurado en este medio laboral. Por tanto, su trabajo es más eficiente y por supuesto, la producción aumentará considerablemente.

Ventajas de los espacios colaborativos para freelancers y empresas pequeñas

ventajas-para-freelancer

No tienes que dirigir o formar parte de una gran empresa para disfrutar de los beneficios de los espacios colaborativos. De hecho, el diseño de estos entornos está pensado para favorecer a freelancers o empresas pequeñas que recién comienzan. Estos motivos te dirán por qué:

Adquisición de un espacio colaborativo a bajo precio

Cuando eres freelancer o tienes una empresa pequeña sin muchos empleados, el tema de la infraestructura quizás te cause algunos dolores de cabeza. ¿Dónde encontrar un entorno adecuado para desarrollar mi negocio? Los espacios de trabajo colaborativo son la respuesta. Tendrás un ambiente profesional que brindará credibilidad a tu negocio. Y, ¡lo mejor! No tienes que preocuparte por el mantenimiento o por el presupuesto pues los costos son bajos.

Flexibilidad en los precios

El valor a invertir en los espacios colaborativos depende de la cantidad de tiempo que pienses utilizarlo. Quizás aún no tienes esto muy claro o sencillamente no quieres dedicar todo tu tiempo a trabajar allí. Por eso, los espacios de trabajo colaborativo te ofrecen varias ofertas si te encuentras en una situación como esta. Puedes pagar las tarifas de jornada completa y media jornada o acceder a los paquetes que cobran teniendo en cuenta la cantidad de horas de la semana empleadas.

En el presupuesto que pienses invertir en el espacio colaborativo, también puedes tener en cuenta las áreas que quieres utilizar. Por ejemplo, el precio varía en dependencia de tu decisión de acceder o no a los salones de reuniones.

Mejora la disciplina

Separar la vida profesional de la personal es uno de los grandes retos que enfrentan las personas que trabajan desde casa. Como freelancer, trabajador o directivo de una empresa pequeña que alguna vez ha trabajado desde su hogar, quizás has visto disminuir tu ritmo de trabajo por estar pendiente del teléfono, atender a algún familiar o cocinar el almuerzo. Con los espacios de trabajo colaborativo, esas distracciones no existen. Alguien más se ocupa de la logística, tu puedes prestar atención solo a tu trabajo: enfocarte y sacar adelante tu proyecto.

Intercambio con otros profesionales

Las oficinas tradicionales fomentan la vergüenza o el recelo a la hora compartir nuestros proyectos. Los espacios de trabajo colaborativo son el fin de esta filosofía. En ellos, cuentas con la presencia de profesionales que se desenvuelven en diferentes áreas del conocimiento y pueden enriquecer muchísimo tus ideas. Es lo que se denomina networking. Asimismo, tú también puedes ser una pieza clave en el proyecto de otra persona.

Te sugerimos leer:

Ejemplos de espacios de trabajo colaborativo

coworking-espacio-de-trabajo-colaborativo

¿Es un modelo de trabajo exitoso? Seguro. El mejor ejemplo de espacio de trabajo colaborativo es el coworking. Sin embargo, también este modelo de trabajo ha sido tomado por varias compañías. Además de las ya mencionadas Google y Facebook, aquí te dejamos algunos ejemplos que lo demuestran:

VF Offices

Se encuentra en Santiago de Chile y se dedica a la venta de ropa. Los directivos, propusieron un diseño en el que los empleados se sintieran identificados con el lugar de trabajo y con la cultura de la empresa. Cuenta con diversas áreas pensadas para satisfacer las necesidades de los trabajadores: salas de reuniones, cafetería, incluso un espacio para tocar instrumentos.

Aldea Creativa

Se encuentra en México. Es uno de esos espacios colaborativos que se enfoca en un tema determinado. En este caso, la creatividad. Cuenta con salones para reuniones, exposiciones, conferencias y seminarios.

WeWork

Es una compañía inmobiliaria norteamericana. Su especialidad es brindar espacios laborales a otras empresas, negocios pequeños o freelancers. Ha difundido la filosofía de los espacios de trabajo colaborativo por todo el mundo. Está integrado por ingenieros, artistas y diseñadores que entienden que la forma de trabajar está cambiando. Para crear sus entornos tienen en cuenta a empleados y clientes. Priorizan aspectos como la luz natural y la creatividad.

Te sugerimos leer:

Palabras finales

Estar encerrado durante ocho horas en un cubículo es una modalidad de trabajo que está llegando a su fin. Los espacios de trabajo colaborativo han llegado para confirmarlo. Ellos traen una solución que brinda beneficios a directivos, empleados, clientes y freelancers.

Empresas como Red Bull o Samsung esperan con avidez el momento propicio para implementar este modelo de trabajo. Sus managers lo saben: los espacios de trabajo colaborativo son la llave del éxito.

Comentarios

chat
Añade un comentario