10 tipos de equipos de trabajo | ¿Cuál escogerías como líder?

Un equipo de trabajo se define como la unión de dos o más personas con el objetivo de alcanzar una meta en común. Son de gran utilidad en el mundo laboral, debido a que facilitan el desarrollo de proyectos. En ese sentido, los equipos de trabajo se fortalecen porque cuentan con un buen liderazgo, poseen interdependencia, dinámicas de comunicación y persiguen un propósito final. Sin embargo, existen distintos tipos de equipos de trabajo.

Cada uno de ellos responden a los intereses de la empresa, a la personalidad de los participantes, a su nivel de formación y hasta tiene incidencia el tipo de liderazgo que se ejerza. ¿Quieres aumentar la eficiencia? ¿Deseas mejorar los resultados globales de tu organización? Quizás lo que te haga falta sea identificar cuál tipo de equipo de trabajo es el que más te favorece. ¡Sigue leyendo este artículo!

Qué tipos de equipos de trabajo existen

1. Equipos de trabajos funcionales

Equipos de trabajos funcionales | Tipos de equipos de trabajo

Son aquellos donde las personas se agrupan en función de una disciplina en común. Por lo general, están compuestos por miembros de la empresa de varios niveles verticales. Este tipo de equipo de trabajo tiene un líder o encargado de supervisar y garantizar el cumplimiento de todas las tareas.

Dentro de las características de los equipos funcionales se encuentran que pueden ser aplicados a todo tipo de proyecto, sin importar su tamaño o propósito. De igual forma, estos miembros tienen diferentes responsabilidades, pero el trabajo se orienta al cumplimiento de una función.

Sugerido:

2. Equipos de trabajos multifuncionales

Equipos de trabajos multifuncionales

Este es uno de los tipos de equipos de trabajo en las organizaciones más completos, debido a que participan personas con capacidades diversas, así como expertos en varias áreas. Aquí estos profesionales están capacitados para tomar decisiones por su cuenta, sin necesidad de contar con la aprobación del líder.

Sin embargo, estas decisiones deben encaminar al grupo al logro de los objetivos. Aun cuando los participantes tengan conocimientos en áreas diferentes, trabajan por un fin común. Asimismo, cada miembro del equipo aporta una perspectiva única al grupo y tienen una distribución de las tareas bastante acorde y equitativa.

3. Equipos informales

Equipos informales | Tipos de equipos de trabajo

En todos los sitios laborales surgirán los equipos de trabajo informales. Se dan de manera natural y responden a los intereses de los compañeros de trabajo. Estos equipos no tienen una estructuralidad ni formalidad, pero sus integrantes se ayudan entre sí, resuelven dudas, comparten momentos y pueden disolverse con la misma facilidad.

Los equipos de trabajo informales persiguen un objetivo, pero generalmente es algo personal; y son una especie de escape ante las presiones que pueden demandar algunos oficios. Se puede clasificar en grupos informales de interés y grupos de amigos.

Existen un cúmulo de razones que puede llevar a la formación de un equipo informal: autoestima, poder, necesidades en común, proximidad física, seguridad, estatus o metas en común. En ese sentido, en una empresa puede haber varios equipos informales y una sola persona puede formar parte de varios de ellos.

4. Equipos de trabajo formales

Equipos de trabajos formales

A diferencia de los informales, estos poseen asignaciones determinadas de trabajo donde se fijan tareas. Usualmente, son formados a partir del poder legítimo de la organización, donde el comportamiento de los integrantes está dirigido y previamente estipulado. Los equipos de trabajo formales también pueden considerarse como tradicionales.

Estos equipos, además, están muy bien identificados, cada persona sabe el rol que le toca cumplir y hay poco espacio para cometer errores. Este es uno de los tipos de grupos y equipos de trabajo con una subcategoría: de mando y de tarea. Los primeros reportan avances a un determinado jefe, mientras que los de tareas concluyen una actividad de trabajo.

5. Equipos de trabajo autónomos

Equipos de trabajo autónomos | Tipos de equipos de trabajo

Otro de los tipos de equipos de trabajo son los autónomos o autogestionados. Se hallan principalmente en ambientes de trabajo remotos, donde existen diferencias de idiomas, husos horarios y profesiones. Estas personas poseen la capacidad para tomar decisiones funcionales que les permitan concluir con su trabajo en el tiempo asignado para ello.

Los equipos de trabajo autónomos cada día ganan mayor relevancia, ya que se está poniendo en tendencia metodologías de trabajo como el smart working. Sin embargo, requiere de mucha precisión al momento de realizar el proceso de selección para dar con el candidato adecuado.

Para que un equipo de trabajo autónomo funcione es menester que haya un líder en comunicación con todos y teniendo dedicación completa. De igual manera, debe haber una calificación multidisciplinar al momento de evaluar el desempeño del mismo y el rendimiento debe ser reconocido, monitorizado y, en la medida de lo posible, se le debe dar un incentivo al trabajo para evitar problemas de desmotivación laboral.

Te puede interesar:

6. Equipos de resolución de problemas

Equipos de resolución de problemas

Dentro de la organización, este es uno de los tipos de equipos de trabajo organizados de forma esporádica: solo cuando existe un problema a resolver. Su implementación no es frecuente y tienen la responsabilidad de encontrar la solución para alguna problemática que se esté presentando. Una vez que el problema se resuelve, estos equipos se disuelven.

Para que funcione, un equipo de resolución de problemas debe tener integrantes con madurez e inteligencia emocional, creatividad y deben ser investigativos y recursivos. La forma más idónea (y un tanto clásica) para que este tipo de equipo logre el consenso es mediante la técnica de la lluvia de ideas, pero otros métodos como el TRIZ también se están haciendo populares.

7. Equipos autodirigidos

Equipos autodirigidos | Tipos de equipos de trabajo

Los equipos autodirigidos tienen una estructura de liderazgo horizontal. Estas personas trabajan en un proyecto que la alta dirección les asigna, sin embargo, pueden decidir cuál es la mejor estrategia para conseguir un objetivo sin importar cuál es la posición que tienen dentro de la empresa. La conformación de un equipo autodirigido es recomendable cuando se quiera incentivar la responsabilidad e independencia de los empleados o fomentar el trabajo en equipo.

En ese sentido, para que este tipo de equipo de trabajo funcione debe contar con algunas de las siguientes características:

  • Aprendizaje: Los miembros deben tener un deseo constante por mejorar su formación académica y sus procesos de trabajo.
  • Autonomía: Al no haber un líder claramente identificado, este rol se turna entre los diferentes miembros.
  • Confianza: Los participantes de este tipo de trabajo en equipo tienen confianza en sí mismo al momento de la toma de decisiones complejas.
  • Comunicación: Para que las actividades se desarrollen de manera clara, sin contratiempos y con los tiempos optimizados, tiene que haber buena comunicación interpersonal.

Los equipos autodirigidos son de gran ventaja en las organizaciones. Esto se debe a que, por lo general, obtienen mejores resultados, compromiso, mejoran la productividad laboral y los empleados tienen alta motivación, lo que quizás se deba a que están sumergidos en un ambiente creativo y estimulante con responsabilidades compartidas.

8. Equipos de liderazgo

Equipos de liderazgo

Son conocidos como de management, este es uno de los tipos de equipos de trabajo donde líderes de áreas, departamentos u otros equipos se unen con el fin de alcanzar un propósito organizacional. Personas que ocupan cargos de presidente, vicepresidente, director o líder de marca son los que integran este equipo.

Los equipos de liderazgo suelen ser motivo de inspiración para los demás, respetan las opiniones, tienen gran adaptabilidad a los cambios, respeto, empatía y saben comunicar. Para que haya una consolidación de un equipo de liderazgo debe haber un acta de constitución, un conjunto de iniciativas estratégicas, normas de actuación y acuerdos operativos, gestión de la toma de decisiones y buena comunicación en el grupo.

9. Equipos según su funcionalidad

Equipos según su funcionalidad

Los tipos de equipos de trabajo pueden ser de acuerdo a su funcionalidad. Existen dos tipos: ejecutivos y consultivos. Los ejecutivos se encargan de encontrar una solución eficaz a los problemas. Asimismo, tienen gran importancia en el éxito de los resultados finales.

En el caso de los consultivos, tienen la función de recomendar la implantación de alguna solución o cambio a los niveles directivos y designar otro tipo de equipo según lo que necesiten. Los consultivos son uno de los tipos de equipos de trabajo donde otros podrían apoyarse en caso de necesitar ayuda para la toma de decisiones.

10. Equipos concéntricos

Equipos concéntricos

La particularidad de este tipo de equipo de trabajo es que están estructurados en función de grupos periféricos y un equipo núcleo que se encarga de ser el responsable de todo el proyecto. De igual forma, el equipo núcleo está conformado por representantes de alto nivel de todas las áreas implicadas.

Además, el equipo núcleo presenta los trabajos y conclusiones del grupo periférico. Por su parte, en el equipo núcleo pueden estar personas que no forman parte de los equipos periféricos, pero cuya opinión sea importante.

Palabras finales

En definitiva, existen tantos tipos de equipos de trabajo como responsabilidades, metas o problemas a solucionar haya en una empresa u organización. Escoger el mejor grupo de trabajo dependerá, en mayor o menor medida, de los criterios del líder. ¿En cuáles de estos tipos de equipos te sentirías más cómodo laborando? ¡Háznoslo saber en un comentario!

Lecturas sugeridas:

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios por el momento.
  • chat
    Añade un comentario