7 errores de un emprendedor que no debes cometer | ¡Asegura tu éxito!

Existen errores de un emprendedor que pueden llevar a un negocio o proyecto emergente al fracaso. Así lo afirma el especialista en marketing estratégico Roberto Mena, en su análisis a un estudio de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) hecho en 2017. La encuesta determinó que debido a estas fallas el 70% de los emprendimientos fracasan antes de los tres años de vida. Y aunque el motor de arranque de todo emprendimiento sea la pasión, creatividad y la intuición, si no se cuenta con un buen inicio, difícilmente se alcanzará el éxito. ¿Quieres saber cómo ser un emprendedor exitoso? Pues en este artículo te contaremos cuáles son estos errores y profundizaremos en ellos para que no los repitas.

Los 7 errores comunes de un emprendedor que no debes cometer

errores-de-un-emprendedor

Definir cuáles son los errores de un emprendedor nos servirá como guía para aprender de los fracasos de otros y apostar por el éxito desde un principio. A continuación, veremos las razones principales por las que se estancan los proyectos de emprendedores:

1. Falta de un modelo de negocio

La falta de un modelo de negocio es uno de los principales errores de un emprendedor. Su Importancia radica en los siguientes puntos:

  • La elaboración de un modelo de negocio se anticipa a las posibles fallas, comprendiendo las debilidades y fortalezas del proyecto en todas sus áreas y procesos.
  • El modelo de negocio visualiza todos los procesos y recursos con los que la empresa creará, producirá, proporcionará y captará valor para entregárselo a los clientes objetivos.
  • Para establecer estrategias desde una perspectiva inteligente es necesario elaborar primero el modelo de negocios.
  • El modelo de negocio es el que permite que con todas sus conexiones se vinculen las distintas actividades o módulos del proceso.
  • Esta herramienta constituye la guía del camino a recorrer. Es necesario para tomar las decisiones y acciones estratégicas acertadas.

2. Carencia de un plan de negocios

Sin un plan de negocios o planificación estratégica bien definido, un emprendimiento está destinado a fracasar. Estas son las razones:

  • El plan de negocios es necesario para establecer los lineamientos y las directrices que deberá seguir el negocio. Por ello, se recomienda previamente la elaboración de un análisis FODA que ayude a determinar la vialidad del negocio.
  • Una buena planificación permitirá definir objetivos claros.
  • La planificación permite una mejora continua del negocio y las estrategias de acción. Se aconseja evaluarlas de forma constante para detectar fallas a tiempo.
  • Elaborar un plan de financiamiento hace parte de una buena planificación. Este permitirá predecir con certeza cuánto dinero se requiere para la capitalización adecuada y evitar endeudarse demasiado.
  • Carecer de un plan puede ocasionar que se haga una mala planificación en lo que compete a la distribución. Esto puede provocar que la empresa aspire a un mercado mayor sin comprender bien la dimensión de ese reto.

Relacionado:

3. Poca innovación

Este tipo de errores de un emprendedor surge cuando el proyecto en curso no representa una propuesta de valor interesante. Esta falla se genera, regularmente, por las siguientes causas:

  • No se tiene clara la propuesta de valor con respecto al producto o servicio que se está tratando de incorporar al mercado. Esto genera incertidumbre tanto al equipo como a los inversionistas.
  • Pensar que se puede emprender sin equipo. Esto es, claramente, un error, puesto que de esa manera no se tendrá una visión completa del negocio. Es importante contar con la experiencia de personas con capacidades y talentos en distintas áreas.
  • Innovación inadecuada del producto, por no poseer conocimientos fiables del mercado en donde se busca competir.
  • No se maneja toda la información posible sobre le producto. Esto es un obstáculo para hacerlo atractivo y posicionarlo en el mercado.
  • Pensar que solo se debe lograr la innovación en el producto, sin procurar desarrollar estrategias que mantengan al cliente interesado.

emprendedores-preocupados

4. Falta de capital o financiamiento inadecuado

La falta de capital o financiamiento constituye uno de los principales errores de un emprendedor que llevan un proyecto al fracaso, sin importar lo innovadora que sea la idea. Usualmente es producto de los siguientes aspectos:

  • Carecer de red de contactos: El networking es esencial para llevar un emprendimiento a cabo. Este le dará al emprendedor la oportunidad de conocer potenciales inversionistas o clientes que se interesen en el proyecto. Es imperioso relacionarse. Por tanto, se recomiendan los espacios de coworking donde no solo brindan la oportunidad de conectar con más emprendedores, sino de generar también nuevas ideas, asociarse y buscar potenciales inversionistas.
  • Ahorro excesivo de recursos: Si no se posee suficiente capital para alquilar una oficina, los espacios de coworking son la mejor opción. Esta alternativa brinda al potencial inversionista más confianza que un emprendedor que no cuenta con espacios apropiados para desarrollarse.
  • No contratar asesoría especializada: Es necesario contar con asesoría por parte de expertos si se quiere lograr el éxito. Como no siempre se cuenta con recursos suficientes, acudir a la asesoría externa representa una buena opción. El coaching empresarial es una alternativa efectiva.
  • Empezar con poca liquidez: La mala planificación de los ingresos y gastos iniciales representan un error desde el principio. Un negocio requiere de gastos importantes. Con recursos insuficientes, algunos emprendedores pueden llegar a tomar decisiones poco acertadas, como hipotecar su casa.
  • Demasiados costos fijos: Este es uno de los más frecuente errores de un emprendedor. Puede ocasionar que los egresos sean mayores a los ingresos y, así, se puede acabar rápidamente con un proyecto emergente.

Recomendado:

5. Pocos conocimientos en gestión de negocios y finanzas

Para elaborar un plan de financiación y presupuesto se deben poseer conocimientos de gestión de negocios y finanzas. Esta es una de las habilidades de un emprendedor exitoso. Para lograrlo será necesario:

  • Formarse en la materia: Es imprescindible que un emprendedor se capacite para tener habilidades gerenciales. De otra manera, elaborará una mala planificación desde el principio y carecerá de credibilidad.
  • Prevenir acciones: Los imprevistos desfasan las inversiones y generan costos que descontrolan el negocio. Por ello, es importante tener conocimientos sobre qué obstáculos pueden presentarse en el desarrollo del emprendimiento y cómo pueden afrontarse.
  • Aprender a valorar riesgos: La falta de formación en la gestión empresarial no le permite al emprendedor tener una visión clara de los problemas que se podrían presentar.
  • Elaborar un plan financiero: Un plan financiero debe de elaborarse con un margen de tiempo de uno a tres años. En la industria tradicional, se puede elaborar un plan más flexible de siete a ocho años, aproximadamente, para calcular el retorno de la inversión. Pensar que no es necesario pensar a futuro es uno de los errores de un emprendedor.

Relacionado:

6. Desconocimiento de estrategias de marketing

Para llevar un producto al mercado es imprescindible tener conocimientos del cliente, mercado, de estrategias de promoción del producto, de la competencia y proveedores. De lo contrario, la incursión del producto podría no ser exitosa. Esto puede lograrse cumpliendo con los siguientes parámetros:

  • Tener definidos los objetivos: Es importante saber a qué mercado se pretende ingresar, a quién te diriges, qué se quiere conseguir y a dónde se quiere llegar.
  • Estudiar a la competencia: Si se desconoce la relación calidad-precio de la competencia, se puede incurrir en el error de vender el producto por debajo de su precio. A este complejo de inferioridad suelen enfrentarse mucho emprendedores por ser nuevos en el mercado.
  • Ofrecer un buen servicio al cliente: Contar con un call center para escuchar las quejas sería lo ideal para conocer los errores del producto o de la distribución del mismo. Si no se cuenta con suficiente capital al principio, entonces lo más adecuado es preguntar directamente al cliente que piensa al respecto.
  • Crear buenos lazos con los proveedores: Desde el principio hay que establecer una relación de confianza y compromiso con los proveedores, con el fin de satisfacer a los clientes.
  • Conocer al cliente: No conocer al cliente es un grave error. Hay que estudiar previamente sus deseos y necesidades, incluso las que el cliente desconoce. Antes de lanzar un producto al mercado, es necesario saber: ¿qué necesidad y a quién va a satisfacer mi producto o servicio? Esta es la primera pregunta que debería elaborar un emprendedor.

7. Análisis inadecuado del entorno que le rodea

Uno de los más graves errores de un emprendedor es no conocer su contexto político, económico y social, tecnológico, legal y ecológico. Es recomendable, antes de iniciar un proyecto, realizar un análisis PESTLE, para tener una visión más clara al respecto. Esto consiste en conocer:

  • Obligaciones legales y factores políticos: Hay que tener conocimiento preciso de los factores políticos, dado que estos son los responsables, en su mayoría, de los cambios económicos y legales de un país. Se deben conocer los convenios, tratados, propuestas de ley y decretos ejecutivos que puedan afectar el negocio. No tener claro este aspecto puede provocar erogaciones adicionales a causa de multas, actualizaciones, recargos, y en muchas ocaciones suspensión de actividades como sanción.
  • Innovaciones tecnológicas: Es imprescindible adaptarse a las nuevas herramientas digitales, por ejemplo, al marketing digital. De lo contrario, se estará en desventaja con respecto a otros emprendimientos más ajustados a la actualidad y a las necesidades del cliente.
  • Visión económica: El mercado es variable. Si no se tiene un manejo real de la información, el desconocimiento del juego económico puede ser la causa del fracaso financiero de la empresa.
  • Factores sociales: Es imprescindible conocer la sociedad en la cual se mueve el mercado. Desde sus códigos culturales hasta sus conflictos sociales. Solo así podrá lograrse una incursión exitosa del producto en el mercado.
  • Factores ecológicos: Hoy más que nunca es imprescindible hacer que un proyecto goce de sustentabilidad. Los diversos cambios climáticos y ambientales que está sufriendo el planeta nos obligan a pensar en medidas que favorezcan la conservación del ambiente. La necesidad de vender un producto o servicio no puede ser más importante que el bienestar de nuestro entorno.

Palabras finales

El reto primordial de un emprendedor es, sin duda, conseguir financiamiento. Y, aunque actualmente existen opciones como el crowdfunding o las incubadoras de negocios para potenciar el desarrollo de proyectos emergentes, si no se cuenta con las condiciones esenciales para iniciar un negocio, este fracasará.

Uno de los más frecuentes errores de un emprendedor es pensar que basta solo con una buena idea. Contrario a eso, un emprendimiento que no cuente con un modelo de negocio definido, una buena planeación estratégica y un producto innovador, difícilmente logrará atraer la atención de potenciales inversionistas.

Entonces, ¿estás cometiendo alguno de estos errores? ¿Se te ocurre algún otro error que debamos incluir? Compártelo en los comentarios.

Artículos sugeridos:

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios por el momento.
  • chat
    Añade un comentario